Según CIES, Brasil es hoy en día el mayor exportador de jugadores en el mundo. Son específicamente 1330 los brasileños que juegan en el exterior, principalmente en Portugal, pero también muchos en España, Inglaterra, Italia, Arabia Saudita e incluso Japón. Sin embargo, si nos ponemos a analizar veremos que, comparando con la notoria cifra y la situación de otros países, son realmente muy pocos los futbolístas brasileños jugando en ligas sudamericanas, sin contar el mismo Brasileirao.

En Ecuador, por ejemplo, son tan solo tres; en Argentina uno solo y en Chile y Venezuela y no hay siquiera uno. ¿Pero por qué? ¿Existe algún factor externo al fútbol que genere esto? Aquí en Balón Latino, en base a tres factores estrechamente relacionados, explicaremos el suceso.

Factor futbolístico

Es sabido que si bien el fútbol sudamericano tiene muy buena materia prima, actualmente no es el mejor en lo que a calidad se refiere. En base a esto, los jugadores brasileños que tienen la oportunidad de cambiar de liga, optan por un fútbol de mayor reconocimiento internacional.

Mientras tanto, los que no, ya de por sí su país es en Sudamérica lo más parecido a Europa en términos de buen fútbol. Además, Brasil tiene un estilo futbolístico muy peculiar, caracterizado por el famoso ‘jogo bonito’, totalmente contrario al resto del continente, donde se juega más duro, lento y es menos vistoso. El cambio de uno a otro es inmenso, y hasta puede generar incomodidad, por lo que muchos brasileños prefieren no hacerlo.

Tiago Pagnussat, el único jugador brasileño en Argentina. Fuente: Diario La Unión

Factor económico

Más allá de algunos casos puntuales en Argentina como Boca, Racing o River, la economía de los cuadros hispanos no se asemeja ni por casualidad a la de los brasileños, y todavía mucho menos a la de los europeos. Debido a esto, en muchas ocasiones los clubes no pueden cumplirle las condiciones salariales requeridas por el jugador, y así poco a poco estos jugadores prefieren mantenerse en Brasil, en mejores realidades económicas, esperando algún día dar el gran salto a las grandes ligas.

LEA TAMBIÉN:  Vinicius sí, Marcelo no: la convocatoria de Brasil para la próxima fecha FIFA

Factor histórico-social

Desde su colonización en el siglo XVI, comandada por el imperio Portugués, Brasil ha sido políticamente, culturalmente y socialmente un país distinto en Latinoamérica. Como único país en el continente de colonia no española, los brasileños han engendrado costumbres, valores y formas de vida muy distintas.

Según el estudio “Las Américas y el mundo, opinión pública y política exterior”, solo el 4,2% de los brasileños se sienten latinoamericanos, a diferencia de otros países latinoamericanos que poseen aproximadamente un 60%. Esto genera que los jugadores brasileños no se sientan cómodos emigrando a otros países latinoamericanos. Algunos podrán decir que en Europa pasaría lo mismo, pero lo que sucede es que allí la situación se ve respaldada por una buena oferta económica y futbolística.