Paolo Guerrero va por su revancha: busca su primera Copa Sudamericana tras el castigo de 2017

En la edición de 2017, Independiente se consagró por segunda vez en su historia como campeón de la Copa Sudamericana al empatar 1-1 contra Flamengo enmudeciendo al mítico Maracaná.

El entonces equipo dirigido por Ariel Holan llegaba con la ventaja de 2-1 del duelo de ida en el Libertadores de América, por lo que el tanto de Ezequiel Barco, de penal, le permitió al rojo alcanzar su segunda presea en la competencia después de la obtenida en 2010.

Se trató del segundo “maracanazo” de los argentinos que ya le habían arrebatado la corona de la Supercopa al Rubro-Negro en 1995. Aquel día, el combinado que entrenaba Reinaldo Rueda no pudo contar con Paolo Guerrero quien durante su estancia en el Mengão -entre 2015 y 2018- disputó 75 partidos, inflando las redes en 21 ocasiones y brindando 11 asistencias. ¿El motivo? El goleador histórico de la Selección peruana fue castigado por la FIFA tras dar positivo en benzoilecgonina: metabolito de cocaína. El resultado fue arrojado en un control de antidopaje en las Eliminatorias Sudamericanas camino al Mundial de Rusia 2018 contra Argentina.

Ahora, y defendiendo la camiseta de Liga de Quito quiere su revancha. El ‘Depredador’ es uno de los artífices de que los Albos hayan llegado a la instancia definitoria en la que se verán las caras en el Estadio Domingo Burgueño Miguel, en Maldonado.

El atacante de 39 años fue el autor de un doblete en el triunfo por 3-0 sobre Defensa y Justicia en la semifinal ida que le permitió al ‘Rey de Copas’ avanzar para soñar con la ‘Gran Conquista’. Además, con esos tantos se convirtió en el segundo futbolista incaico con más dianas en la historia de las competiciones CONMEBOL puesto que alcanzó los 21 gritos, superando así a Percy Rojas que llegó a 19. Y, como si fuera poco, quedó a tan solo seis de igualar la marca de Oswaldo Ramírez, quien grabó su firma en 27 oportunidades. En esta edición, Guerrero acumula tres goles en seis encuentros disputados (525 minutos); vale decir, tiene un promedio de 7.45: el primero fue en su debut para vencer a Ñublense en los octavos.

En Punta del Este tiene la chance de volver a dar una nueva vuelta olímpica luego de cinco años. Y es que su último título data de 2018 cuando consiguió el Taça Guanabara con la camiseta del Urubu. En caso de conseguirlo, no solo será su desquite, también podrá gritar campeón por decimosexta vez a nivel de clubes después de los campeonatos obtenidos con Corinthians, Bayern Munich, Hamburgo y el Fla. ¿Incribirá su nombre con los de Luis Zubeldía? En lo personal, el ‘Pistolero’ ya sabe cómo marcarle a los de Castelão puesto que con el Colorado le hizo un doblete en 2019.

Alejandro Enrique

Alejandro Enrique

Alejandro Enrique es venezolano y vive en España. Se graduó como periodista, pero desde años antes dio sus primeros pasos profesionales en el área del videoanálisis y el scouting, trabajando con clubes y consultorías en diversos países. Apasionado de los pequeños detalles que enriquecen el juego, siempre hará una pausa para disfrutar de partidos en cualquier rincón del mundo que puedan servir de aprendizaje en este largo camino. Porque la pausa es fútbol.
Trabaja en Balón Latino desde agosto del 2022, donde también ha sumado experiencia en contenido de apuestas y pronósticos sobre diversos campeonatos de fútbol en todo el mundo. pero este deporte resume años en semanas, por lo que pareciese mucho más. Sin embargo, decía Federico Fellini que “nada se sabe, todo se imagina”.