El Leeds United abrió la temporada 22/23 venciendo al Wolverhampton en Elland Road. Los dirigidos por Jesse Marsch arrancaron la Premier League con el pie derecho y transmitiendo sensaciones muy positivas de cara a los siguientes partidos.

Nueva temporada, viejas costumbres

El Leeds United no tuvo una buena temporada 21/22. Marcelo Bielsa no pudo encontrar la fórmula para mantener a su equipo compitiendo, por lo que se fue con la temporada avanzada, y Jesse Marsch no logró que el colectivo funcionase en poco tiempo. Aun así, el club consiguió la salvación y utilizó el mercado de fichajes para traer a varias piezas claves que pudiesen elevar el rendimiento del combinado durante esta campaña.

Por esta razón, llegaron jugadores como Marc Roca, Rasmus Kristensen, Tyler Adams, Luis Sinisterra o Brenden Aaronson; solo este último superó los 30 millones de euros, por lo que la mayoría de los fichajes no supusieron una gran inversión. De hecho, gracias a las ventas de Raphinha al Barcelona (58 millones de euros) y Kalvin Phillips al Manchester City (48.7 millones de euros), el saldo del equipo es de +2.31 millones tras varias contrataciones.

De esta forma, Marsch tomó jugadores que ya conocía con otros que encajaban muy bien en lo que necesitaba la plantilla y trazó como objetivo sacar la mejor versión de todos. Eso sí, siempre dando a Elland Road lo que quiere: agresividad bajo un ritmo muy alto.

El partido ante el Wolverhampton recordó a los mejores tiempos de Marcelo Bielsa en el club, algo que es sinónimo de alegría. El equipo creció a partir de su presión y pudo progresar en varias ocasiones de una forma frenética. Las nuevas piezas se vieron bastante cómodas en el debut y se transmitieron muy buenas sensaciones de cara a los próximos encuentros.

Leeds United
El Leeds United arrancó la temporada con victoria. | Vía: @LUFCes en Twitter.

¿Qué esperar del Leeds 22/23?

El techo del equipo lo irá marcando su desarrollo durante los próximos partidos. A priori, la base parece mucho más sólida que el año pasado y la experiencia que habrá ganado Jesse Marsch en el fútbol inglés será muy valiosa. Es bastante posible que esta temporada mejor a la anterior.

La plantilla del equipo no le permitirá pelear entre los mejores, eso está claro. Este equipo no es un ‘nuevo Leicester’, en especial porque la competencia entre el ‘Big Six’ podría estar más reñida que nunca y los equipos de media tabla también presentan proyectos muy potentes. Sin embargo, no se espera que “The Peacocks” luchen por la permanencia durante este año; sin duda alguna, este equipo está para más… y aún tiene mucho por crecer.

Jugadores como Tyler Adams, Luis Sinisterra o Brenden Aaronson pueden ofrecer un muy buen rendimiento inmediato, pero también son figuras que pueden seguir mejorando naturalmente en el futuro debido a la juventud que presentan en la actualidad. Además, los tres son nuevos en Premier League, como también Kristensen y Marc Roca, por lo que conforme de adapten, lo normal sería que el rendimiento del equipo crezca.

Y, por último, pero no menos importante, este será un año de los que gustan en Elland Road; un año plagado de intensidad, muchas presiones y un ritmo frenético de los que enamora en el fútbol inglés. El mejor fútbol que mostró Marcelo Bielsa será recordado, así como sucedió en el debut ante los Wolves, pero Marsch trae muchas nuevas herramientas que serán de utilidad.