Ismael Jorge Balea
Fuente: Ansan Greeners

Desde el Este del mundo hablamos en vivo por Instagram con el futbolista del Ansan Greeners Ismael Jorge Balea. El hispano-uruguayo nos contó como está pasando en Corea del Sur, lugar donde fichó y posteriormente vio la pandemia del COVID-19 bien de cerca. El nacido en Uruguay nos contó un poco de él y de su pasado en el país charrúa.

Entrevista a Ismael Jorge Balea

P: ¿Cómo estás pasando allá? 

R: Acá no se paró en ningún momento, tuvimos pretemporada en Turquía y después a mediados de febrero volvimos y había vida normal. Lo único que no se hace es competir. Hay bastante gente en la calle, en cafeterías y restaurantes.

P: ¿Cómo está el país con el COVID-19?

R: Hay unos 20 casos mas o menos al día, son 50 Millones de habitantes.

P: ¿Cómo hacen para entrenar?

Fuente: @isma10celeste

R: Es normal, lo único que se hace es cuando tenes libre que te tomes la temperatura y donde estuviste. A nivel futbolístico no te restringen en nada. Lo único que no se hace son partidos contra otros, solo reducidos. Es un poco desmotivante pero al menos hacemos vida normal.

P: ¿Qué te cuenta tu familia? ¿Hay preocupación?

R: Ellos están haciendo la cuarentena, están aburridos como en todo el mundo. Buscan cualquier cosa para distraerse.

Están preocupados como todo el mundo, pero se cuidan lo más posible, nadie deja de ser vulnerable a esto. No salen y van cada tanto al supermercado.

P: ¿Has hablado con colegas españoles?

R: Me dicen que soy un privilegiado y eso que me quejo de solo practicar. Por lo menos puedo hacer vida, allá no saben que sucederá con el campeonato. Soy la envidia jaja(risas).

P: ¿Les favoreció que el campeonato no haya arrancado?

R: Sin dudas, te da la ventaja que en algún momento comenzará. No se como harán, pero nos queda todo el año futbolístico. Me contaron que la liga la iban a iniciar con 10 partidos menos, es decir, los juegos que no se disputaron se cancelan. Mismo caso con la Copa, sería solo ida y no ida-vuelta. Uno se adapta aunque todos los días dicen algo distinto.

P: ¿Cómo ves Corea del Sur desde tu perspectiva?

Fuente: Ansan Greeners

R: Es distinto en un 100%. No tenemos nada que ver con ellos, hay cosas que te sorprenden como los estadios, el nuestro es de 35 mil personas, completamente nuevo. Sin embargo te tenés que lavar la ropa en tu casa, hay algunos cuadros que sí y otros que no. Son temas culturales.

P: ¿Con tus compañeros como te manejás?

R: La barrera del idioma es un impedimento. Hay algunos que se acercan y otros no tanto, cada uno tiene su forma de ser.  Me manejo como puedo, aunque el fútbol tiene su idioma internacional, con un simple gesto podes entenderte aunque en el día a día es complicado. Hay dos brasileños, un libanés y yo. Tenemos un traductor que habla portugués, coreano y algo de español.

Uno trata de entenderlo pero en los ejercicios me pongo atrás para ver como lo hacen.

P: ¿Cómo haces en el día a día?

R: Es totalmente distinto, los carteles están en coreano y no en inglés. Quiénes me trajeron me acompañaban al supermercado. Ahora lo que tengo visto lo traigo y listo. Le doy la tarjeta y que me cobre lo que quiera porque la verdad es que imposible entenderlos. Mi inglés no es el mejor y para ellos no es un idioma importante. Es normal que no lo hablen, sucede también en España.

P: ¿Los números están en coreano o son como en el resto del mundo?

R: Los números son iguales, mas o menos vas haciendo el cálculo.

P: Llegaste y te pusiste la “10” ¿Te la dieron o la elegiste?

R: Se la pedí a mi representante. Es mi número favorito y me identifico con este en la cancha. Para mí es muy importante el “10. Acá le dan más importancia que en España.

P: ¿Qué tipo de “10” te consideras? ¿Más Riquelme o más Dybala?

Ismael Jorge Balea: "Te piden todos tus datos, hasta la ...
Fuente: @Isma10Celeste

R: Soy un “10” ‘perro’, acá quiere decir “vago”, más de los que se quedan arriba de que los que bajan. Tengo llegada pero me gusta tener pausa en el juego. Un estilo Isco sería similar, armador.

P: ¿En quién te fijabas cuando eras chico?

R: En Recoba. Tuve la suerte de practicar con él. Era otro mundo, aprendí que en los ‘monitos’ ‘El Chino’ no entraba, era imposible. Nunca vi nada igual en una cancha. Era distinto a los demás y de chico era mi ídolo. De grande Messi, no hay jugador que se le asemeje. Yo lo vi meter un gol en el Parque Central en un partido entre la primera y la tercera. La agarro en mitad de cancha, contra los bancos de suplentes, levantó la vista y la pelota entro en el ángulo. Dije: “no tengo nada más que ver, me puedo ir tranquilo”.

P: ¿Qué notaste de distinto en el entrenamiento?

R: El pasillo para los que quedan últimos en el ‘monito’. En España te pegaban apenas, en Uruguay te mataban. No me olvido que ‘El Cacique’ Medina me pegó una piña y me dejó mal un par de días.

P: ¿Cómo fue para vos ver la diferencia entre el fútbol español de ascenso y el uruguayo? 

R: Antes de volverme a España estuve en la tercera de El Tanque Sisley. Practicábamos en el Prado, fue algo distinto tras estar en Rayo Vallecano. Fue impactante, pero no me arrepiento, fue una experiencia nueva.

P: ¿Sentís nostalgia de no haberte podido quedar?

La Segunda B: Ismael
Fuente: La Segunda B

R: Fui con la ilusión de triunfar y no pude porque no quisieron pagar los derechos de formativas a Rayo Vallecano. En su momento dejé el fútbol por seis meses tras volver a España, dije: “no juego más”. Para peor volví a mi ex-equipo y me rompí la rodilla, fue complicado porque tuve una mala racha.

P: ¿Cómo juegan allá?

R: Acá te piden que juegues por abajo, el fútbol de hoy en día ha cambiado mucho aunque para ellos el 90% es el físico. Pueden tener cuatro extranjeros por equipo. La primera de acá ha de ser como la Segunda B española y eso que cobran muy bien.

P: ¿Qué les falta a ellos para ser potencia?

R: El uruguayo tiene incorporado el fútbol a nivel cultural. Para ellos el béisbol es el primer deporte, los estadios se llenan. Planean mover la pasión al balompié. Les falta picardía, el fútbol que jugás en la calle. Son muy cuadriculados a tal punto que los extranjeros son los que hacen la diferencia. Ellos hacen lo que les dicen, no rompen el esquema, les falta tirar una jugada improvisada y no hacer siempre lo que está en el libreto.

P: ¿Te costó la adaptación?

R: Sin dudas, el no tener a nadie aquí es complicado. En el vestuario hablo con los brasileños pero tampoco es que sepa portugués, te podes dar a entender pero no es igual.

P: ¿Sos de tomar mate?

R: No, en Uruguay lo tenía que hacer porque es casi obligatorio, pero no soy mucho del mate, mi padre sí. Mi madre nunca tomó mate.

P: ¿Y el dulce de leche?

R: Lo extraño mucho, más que a nadie, al igual que el dulce de membrillo. Un “Martín Fierro”, con queso.

P: ¿Hay algo ‘raro’ que hayas probado en Corea del Sur?

R: La dieta básica es parecida en Corea del Sur, son de comer pescado, huevo, pollo, etc. La pasta de acá no me gusta mucho, la probé una vez y nunca más la quise comer. Condimentan mucho, son del picante. Te ponen un cuenco de arroz individual y el resto de la comida es compartida para cuatro personas. Si no te acostumbras te morís de hambre

P: ¿Sos más uruguayo que español o viceversa?

Ismael Jorge Balea: "Te piden todos tus datos, hasta la ...
Fuente: @Isma10Celeste

R: Es complicada la pregunta, me van a matar de uno de los dos lados. Me siento de los dos, aunque en mi forma de ser soy muy uruguayo. Soy calentón, tengo mi carácter. En España me crié, tengo mi vida pese a que viví en Uruguay ocho años. Tengo algún recuerdo que otro pero en Europa me adapté enseguida, hablando de amigos, básicamente en todo. Nunca sentí racismo ni nada por el estilo acá. Mis compañeros me decían ‘Sudaca’ por bromear, pero nunca me molestó porque soy uruguayo. Míralo a Griezmann, él también quiere ser uruguayo.

P: ¿Asado o pescado?

R: Asado a morir y acidez en el estómago jajaja(risas). Igual en España se come mucho por los argentinos y uruguayos que viven allá.