Entrevista: Agustina Barroso, internacional argentina y jugadora del Madrid CFF

"En Europa no se busca tanto el contacto físico y puede ser uno de mis fuertes"

287
Imagen promocional del fichaje por el Madrid CFF. Fuente: Madridcff.com

La defensora Agustina Barroso (Tandil, Buenos Aires, 1993) es nueva jugadora del Madrid Club de Fútbol Femenino de la Primera División española. Pese a su juventud, cuenta con una amplia experiencia en la selección argentina sub 17, sub 20 y absoluta y en multitud de clubes, como los brasileños Ferroviaria, Osasco Audax y Corinthians, el argentino UAI Urquiza e incluso una temporada en el fútbol europeo en el Fylde Ladies inglés.

En 2017 fue campeona de la Copa Libertadores con el Corinthians y esta temporada desembarca en la capital española para tratar de llevar a lo más alto a un club de reciente creación (2010) y con poca experiencia en “Liga Iberdrola”, como se conoce a la máxima división del fútbol femenino en España.

La competición acaba de comenzar y el Madrid CFF venció en la primera jornada de liga por 3-1 al Sporting de Huelva. Agustina ingresó en el minuto 81 para ir cogiendo ritmo tras la vuelta de la gira con la selección.

Barroso con la Copa Libertadores conquistada. Fuente: Mariano Peralta

¿Cómo son los inicios y la carrera de Agustina Barroso en el fútbol profesional?

Comencé a jugar a los cinco años en el club de mi ciudad, Tandil, donde hice toda mi base hasta los 14. Paré dos años porque también jugaba al basket y no podía con los horarios, sin embargo me decanté por el fútbol y fue con 16 años, en un torneo de jóvenes habitual en Argentina, donde me observaron y seleccionaron para jugar con la selección sub 17, lo que fue una sorpresa para mí y mi familia.

Después, el UAI Urquiza me vio con la selección y me ofreció ir a estudiar y jugar en Buenos Aires. Estuve de los 18 a los 22 en Urquiza y competimos en una Copa Libertadores en Colombia, razón por la que me contrató mi primer club brasileño, el Ferroviaria. Estuve allí solo una temporada y me fichó el Flyde Ladies para jugar en Inglaterra. En 2017 vuelvo a Brasil y paso por Audax y Corinthians, donde salimos campeonas en Libertadores. Todos estos años estuve en la selección, ya sea la sub 17, sub 20 o absoluta, y es este año cuando me surge la oportunidad de ir a Madrid.

¿Cuál es el proceso en el fichaje por el Madrid CFF?

Mi objetivo siempre fue llegar a Europa pese a saber que no es fácil por la calidad de las jugadoras y el duro trabajo necesario. La oferta del club me llega a mitad de la pasada temporada en Brasil. Decidí salir porque el cambio a España supone una evolución. Ya había jugado muchos torneos en Brasil y había ganado la Libertadores, era el momento de dar el paso y crecer.

¿Valoró la oferta del Madrid teniendo en cuenta que es un club de reciente creación y con solo un año de experiencia en Liga Iberdrola?

Así es. Antes de tomar la decisión pregunté mucho y me hablaron muy bien del club y de Miguel Ángel Quejigo, el nuevo entrenador. Tuve la suerte de que mi amiga Julia Bianchi jugó aquí y me contó varias cosas sobre el equipo. También considero que es bueno llegar a un lugar nuevo, el equipo se está formando en la Primera División y voy a intentar mejorar lo hecho el año pasado y aportar lo máximo.

Pese al poco tiempo que lleva en España, ¿ha notado alguna diferencia con el juego latinoamericano?

Es totalmente distinto. Llevo aquí pocas semanas porque estuve de gira con la selección pero he observado, sobre todo en los entrenamientos y con mi experiencia en Inglaterra, que el fútbol europeo es más dinámico y ordenado tácticamente. En Sudamérica no se hace mucho hincapié en eso.

Fuente: Cero a cero

¿Cuáles considera que son sus fuertes en tareas defensivas y qué puede aportar al club?

Lo que pude ver en entrenamientos y amistosos es que no se busca tanto el contacto físico, así que ahí normalmente gano. Supongo que es otro estilo y no están acostumbradas, su juego se basa más en la pelota. También sentí gran diferencia en el juego aéreo y puede ser uno de mis fuertes.

¿Qué puede aportarle el club a usted como jugadora?

Me va a aportar algo positivo en todos los aspectos, tanto física como psicológicamente y en la calidad de mi juego. Va a ser un año para madurar mucho y todo me hará crecer como atleta.

¿Cómo está siendo la búsqueda de la titularidad?

La competencia dentro del club es amplia pero sana y va a estar presente en el día a día. Voy a trabajar muy duro, quiero jugar y aportar lo máximo posible.

¿Qué tal la integración y relación con las compañeras y el cuerpo técnico?

Muy bien. Estoy muy contenta en cuanto a eso porque hay mucha comunicación, el cuerpo técnico es muy bueno y tuve un gran recibimiento, lo que hace que el día a día, lejos de casa, sea más fácil.

Partido con la selección ante Brasil. Fuente: Mariano Peralta

Teniendo en cuenta el 10º puesto de la pasada campaña, ¿cuáles piensa que son las claves que deben trabajar como equipo para colocarse en los primeros puestos de la tabla?

Hubo muchas salidas e incorporaciones para esta temporada. Todo equipo nuevo tiene que empezar a entenderse para conocer el carácter y el juego de las compañeras. Lo principal es conocernos bien y después todo irá fluyendo gracias al trabajo y al tiempo.

Algunas de las jugadoras latinas más destacadas de la liga como Charlyn Corral no tienen patrocinadores de zapatillas, algo inimaginable en el fútbol masculino. ¿Usted cuenta con patrocinador?

Sí, yo tengo el patrocinio de Nike. Firmé con ellos hace un mes y fue una sorpresa, pero se vienen cosas importantes como el repechaje con la selección para una plaza en el Mundial de Francia 2019 y creo que las marcas se fijan mucho en este tipo de cosas a la hora de patrocinar.

¿Algún momento en la cancha con el que se quede para el recuerdo?

Sin duda, levantar la Copa Libertadores fue uno de los momentos más lindos que viví, pero también toda participación con la selección es muy especial para mí, vestir los colores del país es un orgullo.