Emiliano Rigoni llega a Italia para seguir creciendo

Fuente: Mundo D.

El extremo argentino Emiliano Rigoni deja el Zenit de San Petersburgo ruso y jugará la próxima temporada en el Atalanta de Italia en calidad de cedido por el término de un año. El club italiano desembolsará un millón de euros para hacerse con los servicios del jugador de cara la próxima temporada de Serie A y además se reservará una opción de compra cercana a los 15 millones de euros por el 100% del pase del jugador.

Rigoni dio sus primeros pasos como futbolista en un humilde club de su ciudad natal, Córdoba, llamado Bochas Sport. Allí captó la atención de algunos ojeadores que lo llevaron a jugar a las inferiores de uno de los clubes más grandes de dicha provincia: Belgrano. Luego de pasar por varias de las categorías juveniles de AFA, sería citado para integrar el plantel profesional que jugaría el Torneo Inicial 2012. Le tocó mirar varios partidos desde el banco de suplentes y no tendría la chance de jugar hasta el año 2013, más precisamente el 4 de agosto, cuando haría su debut ingresando desde el banquillo en un partido ante Lanús.

PUBLICIDAD
Sus inicios en Belgrano. Fuente: Mundo D.

A comienzos de 2016, Mauricio Pellegrino, en ese entonces director técnico de Independiente, le pidió de manera apremiante a los dirigentes que quería contar con los servicios de Rigoni. Era la pieza que le faltaba a su equipo. Los dirigentes cumplieron y compraron el 50% de la ficha del extremo en un millón y medio de dolares. En ese primer semestre con la camiseta roja, Rigoni alternaría altos y bajos rendimientos hasta que a finales de dicho año el jugador se destapó completamente y mostró lo que mejor sabía y sabe hacer: desequilibrar por las bandas, aportar precisión en las pelotas detenidas, asistir a sus compañeros y encarar en velocidad a los defensas rivales.

Grito desaforado con el Rojo. Fuente: Mundo D.

Tan alto fue su rendimiento que, a mediados de 2017, el Zenit San Petersburgo de Roberto Mancini, con su amplia billetera, compró el 100% del pase del jugador en aproximadamente 9 millones de euros. Se produjo una “fiebre argentina” ya que no solo Rigoni llegaría a tierras rusas, sino que también lo harían sus compatriotas argentinos Sebastián Driussi, Emanuel Mammana, Leandro Paredes y Matías Kranneviter. Pero su estadía en tierras rusas no dio los frutos esperados ya que, a pesar de haber jugado 30 partidos en los cuales marcó 6 goles, su rendimiento no fue el mismo que en Independiente; fue decayendo y, para esta temporada que acaba de comenzar, Rigoni se encontraba relegado en el plantel.

Abrazo de gol con el ecuatoriano Christian Noboa. Fuente: Diario de Cuyo.

Es por eso que, en busca de nuevos horizontes y nuevos desafíos, “El Rayo” (como lo apodan sus amigos) llega al Atalanta donde compartirá plantel con otros dos jugadores argentinos: José Luis Palomino y el capitán y referente Alejandro “Papu” Gomez. Sin dudas Rigoni todavía no ha alcanzado su máximo nivel y aspirará a conseguirlo en esta nueva temporada con el conjunto de Bérgamo en donde no solo tendrá el torneo local, sino que también habrá participación en la UEFA Europa League. Es allí donde Rigoni tendrá que sobreponerse a sus bajones futbolísticos y demostrar, de una vez por todas, que es un jugador apto para las grandes ligas europeas.