Diego Romano: “Mi mayor logro fue jugar en San Martín”

Diego Romano, Ergotelis, San Martín de Tucumán, Fútbol argentino, Grecia, , El Porvenir, Tiro Federal, Almagro, Chacarita, Aris Voulas
Diego Romano festejando un gol con el Aris. Fuente: @aris_voulas_1952

El mes pasado hacíamos un repaso de su carrera y hoy te traemos una entrevista con Diego Romano. El jugador argentino de 40 años que sigue vigente en el fútbol de Grecia, más precisamente en el Aris Voulas de la Cuarta División, que es ya fútbol amateur. Romanito nos habló de sus comienzos en Newell’s Old Boys de Rosario, su paso por el fútbol del ascenso, el gran nivel que mostró en San Martín de Tucumán y cómo es su vida desde que llegó a Grecia en 2009. A todo el mundo nos tiene atado el tema del coronavirus, por lo que también se habló sobre esa cuestión.

ENTREVISTA A DIEGO ROMANO

P: En relación al COVID-19, ¿cómo es la situación en donde vives, si están en cuarentena obligatoria, y cuáles fueron las acciones que tomó el club?

R: “Hace 17 días que estamos en cuarentena en Atenas, solo hace 10 días que el gobierno tomó la decisión de que nadie puede salir. Solo con algunos justificativos para poder ir al supermercado, a la farmacia, al banco y podés hacer actividad física dentro de un radio cercano a tu casa. Por suerte, acá dicen que el tema va bien, que no es como en otros países de Europa. Gracias a Dios no hay tantos afectados ni tantas muertes. En cuanto al fútbol, están todas las divisiones paradas”.

P: Pasando ahora a su carrera, tengo entendido que surgió de las inferiores de Newell’s Old Boys, ¿cómo recuerda esa etapa y qué compañeros recuerda que llegaron a Primera División también?

R: “Cuando tenía 14 años pasé de Tiro Suizo, que era un club de barrio, a Newell’s. Hice todas las inferiores y llegué a debutar en primera. Tengo el mejor de los recuerdos en inferiores, en donde teníamos un grupo humano excelente. Haber llegado a debutar en este equipo fue algo muy lindo, pese a que no pude jugar muchos partidos. Tuve muchos compañeros que llegaron a Primera División como Luciano Tano Vella, Maxi Rodríguez, que es un año más chico que yo, y Matías Pavoni, entre otros muchos chicos que han jugado en diferentes lados”.

P: Siguiendo con la cronología de su trayectoria, vemos que pasó por El Porvenir, Tiro Federal, Almagro y Chacarita. ¿Qué diferencia notó en el manejo futbolístico y dirigencial en estos equipos?

R: “Tuve que arrancar de nuevo de cero, empezando por El Porvenir en el Nacional B (hoy, Primera Nacional). Mayormente, en ese momento, los clubes de la B Nacional se manejaban todos de la misma manera. Si bien no se pagaba muy bien, no había problemas económicos. Pero bueno, siempre superándome ya que pase a jugar a Tiro Federal donde logramos el ascenso, después tuve un muy buen paso por Almagro y de ahí, me fui a Chacarita hasta que llegue a San Martín de Tucumán, que fue un salto para mí, en donde tuve el mejor año de mi carrera”.

Diego Romano, Ergotelis, San Martín de Tucumán, Fútbol argentino, Grecia, , El Porvenir, Tiro Federal, Almagro, Chacarita, Aris Voulas
Diego en el entrenamiento del ciruja. Fuente: @Actsanmartin

P: Esa última frase me abre paso a para preguntarte sobre tu paso por San Martín. ¿Qué significa para vos ese paso por el Santo?

R: “La verdad que me marcó mucho mi paso por San Martín de Tucumán porque fue un salto para mi jugar en un equipo tan grande, que cada fin de semana el estadio este lleno y que nos salgan las cosas tan bien individual y colectivamente. Haber conseguido el objetivo, darle tanta alegría a la gente, fue algo único y es por eso que me quedó marcado. Más allá de que me sirvió como un trampolín para venir a Europa, creo que mi mayor logro fue haber jugado en San Martín y conseguir el ascenso a la Primera División. Tuvimos un año maravilloso, tanto en el club como con mi familia y eso es algo muy difícil en el fútbol”.

P: La gente en las redes sociales te hace sentir su cariño, ¿Cómo toma ese aprecio del pueblo Ciruja?

R: “Me llena el alma haber quedado marcado en los hinchas del “Santo”. Cuando leo los mensajes, cuando la gente se identifica conmigo diciéndome cosas lindas, la verdad que me enorgullece mucho. Uno hizo las cosas lo mejor que pudo y le dimos la alegría a la gente que era lo que más queríamos. Siempre voy hacer un agradecido con el pueblo tucumano por el cariño de siempre y por cómo nos trataron en mi paso por el club. Espero volver pronto a La Ciudadela”.

P: Me gustaría quedarme con ese último anhelo de volver a la cancha del Ciruja, ¿Cuántas veces se pudo haber dado la vuelta de Romanito?

R: “Realmente siempre existió la posibilidad de volver. Desde los primeros seis meses que estuve en Grecia, volví hablar con Claudio Roldán en su momento porque no me estaba yendo como quería aquí. Pero, por una cuestión de contrato, no pude volver. Después me empezó a ir muy bien acá, luego cuando se daba la posibilidad de una vuelta, no se podía por contrato y ya después mis hijos fueron creciendo por lo que se hacía difícil la vuelta por temas familiares”.

“Siempre me brindaron la posibilidad de poder volver, lamentablemente no se pudo por contrato y otra por mi familia. Mi deseo va a quedar grabado de poder haber jugado de nuevo en La Ciudadela. Hace dos años atrás, con 38 años tuve la chance de regresar, pero no me sentía al nivel que se tiene que dar en un equipo tan grande y por eso no quise regresar. Pero como te digo, algún día volveré a Tucumán e iré como hincha y si puedo ayudar desde otro lado, bienvenido sea porque soy hincha de San Martín y lo llevo en mi corazón”.

P: En la forma que lo transmite, se nota el cariño por el club y lo que significa el “Santo” en su carrera y vida, pero me quedo con tus primeros seis meses en Grecia. En aquel entonces habías fichado por el GS Ergotelis, que es un club de la Isla de Creta, ¿cómo fueron esos seis años en la institución?

R: “Lo pronunciaste muy bien al nombre del club jaja (risas). Me costó la adaptación al fútbol europeo tanto el griego como el inglés, ya que eran todos jugadores extranjeros y venía de un fútbol más sencillo, de un grupo muy unido como teníamos en San Martín. Acá era todo más frío, más profesional cómo un trabajo algo que no podía entender. Además, mi familia no estaba muy bien, iba todo de la mano. Sabiendo del interés del “Santo”, me quería volver pero pasaron esos seis meses y pude convertir mi primer gol. Le ganamos 1 a 0 al Panathinaikos con mi gol y fue la primera vez que el Ergotelis le ganó un partido al ‘Trébol’”.

Diego Romano, Ergotelis, San Martín de Tucumán, Fútbol argentino, Grecia, , El Porvenir, Tiro Federal, Almagro, Chacarita, Aris Voulas
Diego con la cinta en Ergotelis. Fuente: Alchetron

“Desde entonces, comenzaron a salir bien las cosas, fue un clic que hice y la gente me hizo sentir que era importante. Estuve seis años donde llegué a ser capitán y el único argentino en pasar por ese equipo, la verdad que los hinchas me tienen un gran cariño y pude vivir unos años maravillosos. Tras el fallecimiento del dueño del club, me fui al Iraklis”.

P: Relacionado a lo que comenta sobre su complicada adaptación, ¿qué diferencias encuentra entre el fútbol argentino y el fútbol griego?

R: “La diferencia es que aquí es más táctico el fútbol y en Argentina es más rápido y vertiginoso. Acá se encuentran más espacios, no se corre tanto, es un juego más técnico-táctico. Tenés que estar muy concretado y aprender rápidamente eso dentro del campo, afuera es más fría la relación entre jugadores. Entrenas y vas a tu casa, no como en Argentina que salís y te juntas a comer un asado. Al principio cuesta, pero después le encontrás el lado positivo de ser más profesional, el tema de cumplir horarios, no llegar tarde al entrenamiento ni irte enseguida sin hacer ejercicios de regeneración. Es chocante al inicio, pero después te das cuenta que es para tu bien y poder explotar al 100% tus capacidades. Igual, creo que en el fútbol argentino se están aplicando estas cosas y con las características de los argentinos, van a sacar más diferencias”.

P: Ese motivo del que sea más fría la relación entre jugadores allá, algo que aquí en Argentina es lo contrario. ¿Cree que ese cambio brusco le juega en contra a los futbolistas jóvenes que viajan a Europa a probar suerte?

R: “Si, estoy totalmente convencido. Es muy difícil, personalmente a todos los chicos que me han tocado cruzar acá en Grecia o que me hablan, siempre les aconsejo de la misma manera: hay que ser fuertes y adaptarse los primeros seis meses. También, aprovechando que tengo relación que directores deportivos, cuando vienen jugadores acá, les digo que tengan paciencia porque es difícil dar el ciento por ciento desde el arranque”.

“Vienen de otra realidad tanto psicológica como futbolística y hay que adaptarse a las normas. En Argentina hacemos una familia del club y acá no, entonces se hace muy difícil. A mí me pasó y tuve la suerte de que mi esposa me decía que nos quedemos y aguantamos sacando adelante la situación. La primera reacción en hacemos la valija y nos pegamos la vuelta, más cuando sabes que tenés las puertas abiertas en los clubes, pero lo bueno es que si te adaptas, aprendes muchas cosas y tenés otra calidad de vida que es importante”.

P: Tomando lo que comentas sobre la relación que tienes con directores deportivos, eso está relacionado con la clínica deportiva que ha creado. ¿Cuándo nace y que actividades se realizan en la misma?

R: “La clínica la arranque este año, es un proyecto que recién inicia. Deje de jugar profesionalmente el año pasado, necesitaba hacer algo y me gusta trabajar con los chicos en las academias y ayudar a los jóvenes que vienen de afuera. Me lo propuso un manager brasileño que traía chicos y me gustó la idea de poder ayudarlos enseñándoles puntos básicos del fútbol europeo. Los fundamento en lo táctico, en como es el fútbol acá con charlas y entrenamientos”.

“Luego, está la posibilidad de hacerle pruebas en diferentes equipos, ya que tengo buena relación con muchos equipos y dirigentes. Gracias a Dios tengo un nombre respetado y me abren las puertas, por lo que trato de brindarle alguna posibilidad. Veremos si a futuro lo podremos seguir haciendo porque se paró todo con este tema del coronavirus. En el Aris Voulas, donde jugó, tratamos de hacer un selectivo de chicos de 16 a 18 años de las diferentes academias para perfeccionarlos y poder subirlos al primer equipo. Es algo que me gusta y espero que pueda seguir creciendo”.

Diego Romano, Ergotelis, San Martín de Tucumán, Fútbol argentino, Grecia, , El Porvenir, Tiro Federal, Almagro, Chacarita, Aris Voulas
Diego Romano en su gran paso por San Martín de Tucumán. Fuente: La Gaceta

P: Siguiendo con el tema del coronavirus, ¿cómo estaba siendo la temporada del Aris Voulas y tu rendimiento en la misma?

R: “La verdad que me estaba sintiendo muy bien, pese que me costó al principio porque es una liga amateur, pero me siento bien ayudando a los chicos del club. Tratamos de cambiarles, en conjunto con el presidente, la mentalidad a los jugadores para ser un equipo competitivo. Aris Voulas es un club de un barrio de clase alta, es un pasatiempo para la mayoría y el equipo siempre peleaba el descenso. Intentamos cambiarles esa mentalidad y ahora vamos segundos en el campeonato, algo que nunca había logrado el club. De a poco ir cambiando las cosas y poder lograr el ascenso a la Tercera División. Muy contento, me hace bien jugar cada domingo y tener tiempo para disfrutar con mis hijos, llevarlos a los entrenamientos y aprovechando para hacer otras cosas. Me pone muy a gusto poder seguir jugando con la edad que tengo”.

P: Gran cambio de la mentalidad de los jugadores para pasar de pelear el descenso a luchar por el ascenso, por lo que me gustaría retomar a tu carrera. En Instagram tienes dos fotos recibiendo premios, ¿por qué motivo fuiste reconocido?

R: “Gracias a Dios tuve la fortuna de ser premiado dos veces como el mejor extranjero de la liga griega. Primero en 2012 cuando jugaba en el Ergotelis, algo que pude disfrutar con mi familia y después en 2016 logramos el ascenso con Iraklis a la Superliga de Grecia (Primera División) en donde nuevamente fui reconocido como el mejor futbolista extranjero”.

P: Grandes logros, damos un giro y vamos con una pregunta futurista. Cuando llegue el momento de colgar los botines, ¿le gustaría ser entrenador y volver a Argentina a dirigir?

R: “Me gustaría ser entrenador de reserva, de juveniles, para poder inculcarles cosas y que no cometan errores que yo cometí a su edad. Obvio que me gustaría volver a Argentina, ya que no lo puedo hacer como jugador, me gustaría hacerlo como entrenador. Tendría que ver cuál es mi futuro por mis hijos que ya son grandes y se criaron acá”.

P: Para cerrar, ¿quisiera dejarle algún mensaje a los hinchas de San Martín de Tucumán?

R: “Le mando un fuerte saludo a todos los hinchas del “Santo”. Estuve leyendo por ahí que es posible que se logre el ascenso. Sea ahora o más adelante, sé que lo van a conseguir y vamos a estar todos festejando porque es donde se merece estar San Martín. Agradecer por el cariño que me brindan siempre por las redes sociales, soy un agradecido al club y les deseo lo mejor a toda la gente del pueblo ciruja”.