Giovanni Zarfino, Extremadura
Fuente: UD Extremadura

En el día de ayer Extremadura y Málaga igualaron a un tanto por bando en un encuentro clave para ambos. Con este resultado los extremeños se encuentran ante últimos a cinco puntos de la salvación, siempre y cuando el Real Oviedo no gane su partido ante el Sporting de Gijón, en caso de que esto suceda entraría el Deportivo La Coruña y estos saldrían de la zona del descenso y alargarían su distancia a siete unidades. Por su parte, los malagueños alcanzaron los 40 puntos en la mitad de tabla aunque rozando la zona roja. En La Rosaleda Sadiku abrió el marcador para los locales, mientras para la visita marcó su capitán Giovanni Zarfino.

Los azulgranas luchan al igual que la pasada campaña por no descender y dependen de ellos mismo y de que los de arriba se comiencen a caer. Ayer, nuevamente, el ex-Danubio salvó a su conjunto con un gol que hizo que se llevaran al menos un punto de La Rosaleda. El encuentro no fue bien jugado por ninguno de los dos y el resultado fue justo. Desde el tanto del charrúa, el elenco dirigido por Manuel Mosquera se quería comer crudo a su rival, lo tuvo a mal traer hasta el último minuto. Pese a ello, el resultado finalizó 1-1. Sin duda alguna que este conjunto que hace dos temporadas militaba en la Segunda B necesita contagiarse de la ‘Garra Charrúa’ de Giovanni Zarfino.

Gio Zarfino es el alma de Extremadura

Imagen
Fuente: UD Extremadura

Los uruguayos son conocidos por su entrega en el campo de juego y por su sacrificio. Gio Zarfino no es la excepción ni mucho menos, se ha vuelto un futbolista vital en Extremadura a base de buenos rendimientos, voz de mando y sobre todo goles importantes. Con el de ayer, tras un centro de Alejandro Diez, el surgido en Boston River ganó en el área y cruzó el remate con la cabeza para dejar sin nada que hacer a Munir. Con su tanto alcanzó su decimocuarto tanto con la camiseta extremeña en 99 partidos disputados entre Segunda B y LaLiga SmartBank. En el actual torneo suma cuatro goles y dos asistencias, mismos números que cosechó la pasada campaña.

De todas sus anotaciones, cinco fueron para darle la victoria a su equipo, dos para empatar el encuentro, cinco para sumar en el marcador y dos veces fue para maquilar la derrota de su equipo.