Washington Aguerre, Cerro Largo, Cerro
Fuente: Tenfield

Caso curioso y poco común se dio en el fútbol uruguayo. En el encuentro entre Cerro y Cerro Largo por la quinta jornada del Torneo Clausura. Fue victoria del conjunto “arachán” 2-0 en condición de visitante. Sin embargo eso no fue lo más importante del juego si bien el elenco oriundo de Melo está en la lucha por la Tabla Anual junto a Nacional y Peñarol, la nota la dio quien abrió el marcador. Fue obra de Washington Aguerre, arquero de 26 años. El ex futbolista mirasol, a los 23′ de la primera parte, pateó desde más de 70 metros y entonó el grito sagrado por primera vez ante un Carlos Techera que nada pudo hacer.

El momento exacto del remate de Washington Aguerre previo al gol ante Cerro. Foto: Fernando Ponzetto.
Fuente: Fernando Ponzetto

Fue un tiro libre en zona defensiva y contra la banda izquierda, el guardameta se llenó el botín y el balón pico solo una vez, casi llegando al área chica, ese pique fue clave para desestabilizar el calculo del portero Villero y así gritar un gol que recorrerá todo el mundo.

La clásica pregunta: ¿Washington Aguerre pateó al arco o tiró un centro?

Tras el encuentro, en zona mixta, le preguntaron al respecto y confirmó que había buscado el arco. Según lo dicho por el arquero nacido en Artigas lo vio adelantado a Techera y el pique de la pelota con la cancha mojada, lo favoreció en lo que fue su primer gol en primera división. Sin duda alguna que un momento soñado para él, tanto por el gol como la forma en la que lo realizó.

Washington Aguerre. Foto: Fernando Ponzetto.
Fuente: Fernando Ponzetto

“No ví la pelota entrar, cuando picó me di vuelta y todos mis compañeros empezaron a gritar y vinieron a festejar conmigo. No sabia que hacer” Washington Aguerre

El futbolista con pasado en Peñarol afirmó al programa radial Sport 890 que es el segundo gol de su carrera, el primero lo hizo en las formativas del conjunto carbonero hace casi siete años. Además, otra de las perlas que dejó fue que no vio entrar la pelota, comentó que tras el pique, se dio vuelta y se dio cuenta que había anotado por la algarabía de sus compañeros.

LEA TAMBIÉN:  Peñarol no levanta, un grande está en problemas