Sebastián Villa no quiere jugar más en Boca. FUENTE: conmebol.com

El colombiano Sebastián Villa es noticia en Boca pero no por lo que realiza dentro de un campo de juego sino por iniciar un conflicto con Boca que parece no tener un final feliz.

La historia comienza en mayo último cuando la pareja del jugador, Daniela Cortés, denunció al jugador por violencia de género. A partir de allí, la justicia empezó a trabajar en el caso pero la Secretaría de Fútbol de Boca Juniors, que dirige Juan Román Riquelme, decidió que el jugador no dispute partidos oficiales hasta que se conozca la resolución de la justicia, en la causa penal.

Por esta razón, Villa no está conforme con este presente y tiene decidido iniciar un conflicto con Boca. ¿El motivo? Son varios. Para empezar, no está de acuerdo con esta resolución de no jugar porque entiende que lo perjudica deportivamente y que los tiempos de la justicia no son los mismos que su carrera. Por otro lado, quedó indignado porque el club no aceptó dos intensiones del Atlético Mineiro de llevárselo. Primero era un préstamo por U$s 600.000 y luego una oferta para comprar el 50% del jugador a cambio de 4 millones de dólares. Todas rechazadas por el club argentino.

Por el lado de la dirigencia del club, quieren evitar el conflicto y solo aceptan negociarlo “si es una oferta que le convenga al club.” La cláusula de rescisión del colombiano es de U$s 40.000.000 una cifra muy alta para el mercado actual.

El futbolista seguirá entrenando con el plantel profesional aunque no tiene la más mínima posibilidad, ni deseo, de jugar. A Miguel Russo, entrenador del equipo, ya le manifestó su postura de no jugar más en el club. El conflicto de Villa con Boca puede tener nuevos capítulos en la justicia porque el colombiano no descarta regresar a su país e iniciar acciones legales. En los próximos días habrá novedades sobre esta novela con capítulos casi todos los días. Sebastián fue una de las figuras del último campeón de la Superliga y tiene contrato hasta junio de 2022 con la entidad de la Ribera.

Violencia de Género, sin conflicto en el Fútbol Argentino

Villa en conflicto con Boca
En 2020, el Fútbol Argentino avanzó mucho en este tema: FUENTE: onu.org.ar

Hace un tiempo que en Argentina, los clubes de fútbol están trabajando en la materia “Violencia de Género” mostrando ciertos avances. Durante 2020, varios clubes crearon espacios de género, protocolos de prevención y acción institucional contra la violencia de género.

El caso de Villa no es el primero que sucede en un club argentino. Cuando Ricardo Centurión, que había sido denunciado por violencia de género, fue cedido por Racing Club a Vélez en 2019 se le incluyó una cláusula en el contrato referida a este tema. Dicha cláusula manifiesta que ante una denuncia penal, queda suspendido su contrato automáticamente. Para este año, todo el plantel de Vélez firmó esta cláusula.

En agosto de este año, Racing Club anunció la creación de un “Departamento de Género y Derechos Humanos” y la de un “Protocolo contra la Violencia de Género.” Boca Juniors, club con el que Villa está con conflicto, hace unos meses creó un “Departamento de Inclusión e Igualdad”, que incluye un espacio de género y diversidad.

Si bien la decisión de no jugar la estableció la Secretaría Deportiva del club, se buscó estar en línea con lo que manifestado en los protocolos y acatar los detalles. Para el club, el jugador no es un problema, sino la Justicia debe aclarar la situación y mientras tanto permite entrenarlo con normalidad.