La Venezuela de Dudamel y una Copa América ideal

Venezuela, Copa América, Dudamel

Venezuela tiene en la Copa América el mejor escenario para confirmar su crecimiento de los últimos tiempos. Los años más recientes muestran como la ‘Vinotinto’ ha avanzado exponencialmente en cuanto a múltiples aspectos. La fortaleza de su talento, el desarrollo de jóvenes con potencial, la vistosidad de su accionar. Todo lo positivo que ha hecho la Venezuela dirigida por Dudamel, necesita un puntal. Un puntal de la misma manera como ocurrió con la Sub-20 en el pasado Mundial en Corea. Así que, sin duda, la ‘Vinotinto’ llegará a Brasil con la ilusión de darle una alegría a un país que tanto lo necesita.

Venezuela Copa América

23 panas detrás del sueño

Porteros

Wuilker Fariñez (1), Joel Graterol (12) y Rafael Romo (22)

Defensas

Mikel Villanueva (2), Yordan Osorio (3), Jhon Chancellor (4), Luis Mago (14), Roberto Rosales (16), Ronald Hernández (20), y Rolf Feltscher (21).

Mediocampo

Júnior Moreno (5), Yangel Herrera (6), Darwin Machís (7), Tomás Rincón (8), Jefferson Savarino (10), Juan Pablo Añor (11), Luis Manuel Seijas (13), Jhon Murillo (15), Yeferson Soteldo (18), y Arquímedes Figuera (19).

Delanteros

Fernando Aristeguieta (9), Josef Martínez (17) y Salomón Rondón (23).

Tomás Rincón, el guerrero de la Venezuela de Dudamel

Tomás Rincón Venezuela

La Venezuela de Rafael Dudamel se ha caracterizado por se un conjunto sólido y de líneas juntas. Gran parte de esta solidez viene del rol que juega Tomás Rincón desde el mediocampo. El jugador del Torino es el dueño del centro del campo ‘Vinotinto’, siendo encargado de liderar a sus compañeros.

Dentro de sus funciones destaca la labor defensiva, donde debe cubrir las espaldas de sus interiores y respaldar la zaga de centrales. Sin embargo, su desarrollo como jugador le ha llevado a adquirir mayores responsabilidades. Gracias a su capacidad con el balón y su sentido de la ubicación, Rincón se ha convertido en estandarte para la construcción de juego. Con cada zancada del capitán, cada pase y cada cobertura, Venezuela está más cerca de cumplir con las órdenes de Dudamel. Algo que, por supuesto, la lleva a estar cada vez más cerca del éxito.

Dudamel, la cabeza detrás del crecimiento de Venezuela

Cuando Dudamel fue presentado en 2015 como DT de la Sub-20 de Venezuela, nadie imaginaba un desenlace parecido al que ocurrió. Un año después de su presentación, Dudamel quedaba encargado de la selección mayor y daba comienzo a un proceso más que positivo. Sus logros con las categorías inferiores, su juicioso trabajo de formación y su cercanía al jugador marcaban la tónica de su labor.

Dudamel

A pesar de no conseguir la clasificación al Mundial de Rusia, la ‘Vinotinto’ se ha instaurado como una de las mayores amenazas del continente. En gran parte, gracias a la labor de un estratega que ha sabido potenciar a sus dirigidos y crear un grupo unido.

Los chamos en suelos norteamericanos

La más reciente participación de Venezuela en una Copa fue en suelos estadounidenses, en el marco de la Copa Centenario de 2016. En aquella oportunidad, Venezuela llegaba a Estados Unidos con el proceso de Dudamel en pleno inicio. Fue sorteada en un grupo junto con México, Uruguay y Jamaica. Causó sensación a quedar ubicada en la segunda posición, empatada en 7 puntos con México y eliminando a una favorita como Uruguay.

Lamentablemente para la ‘Vinotinto’, los cuartos de final marcaron su eliminación del torneo. Se enfrentó ante Argentina. El resultado fue un aplastante 4-1 que los envió de vuelta a casa.

Un histórico cuarto puesto

Copa América 2011

Corría el año 2011, cuando Venezuela, sin saberlo, se preparaba para su mejor participación en Copa América. Las tierras argentinas fueron testigas de una Venezuela que supo ser la cuarta mejor selección del continente. Los, por aquel entonces, dirigidos por César Farías encararon una dura fase de grupos. Los empates ante Paraguay y Brasil, y una ajustada victoria ante Ecuador le permitieron clasificar a la siguiente ronda.

En cuarto de final lograron derrotar a Chile con un agónico gol de Gabriel Cichero. Ya en semifinales se enfrentaron contra la Paraguay de Martino, con la mala fortuna de caer en penales. El fallo de Franklin Lucena y la precisión de los paraguayos le dieron cierre a una positiva participación de Venezuela en la Copa.