Fuente: @CampeonatoAUF

En Uruguay, la jornada del domingo 8 de setiembre de 2019 quedará grabada en las retinas y en la memoria del Liverpool Fútbol Club.

Es que los negriazules lograron el primer título oficial -en Primera División- de sus 104 años de vida. Frente a los ojos vidriosos de sus hinchas, se consagraron como los mejores delTorneo Intermedio 2019

Los dirigidos por Paulo Pezzolano, en el Estadio Luis Franzini, vencieron 5 a 4 por penales a River Plate. En los 120 minutos de juego, había sido empate a dos, con goles de Ramírez y Olivera para los de la Cuchilla, mientras que Piquerez y Viera anotaron para los darseneros.

Fuente: Campeonato Uruguayo

URUGUAY: FÚTBOL BICÉFALO Y PREDECIBLE

En 10 temporadas, Nacional y Peñarol obtuvieron nueve Campeonatos Uruguayos, los últimos cinco en cadena. Si se toman en cuenta 15 temporadas hacia atrás, tricolores y aurinegros suman 12 títulos de mejor de nuestro país.

Desde 1994, año en el que la principal competición a nivel local se comenzó a disputar con el formato de Apertura y Clausura, los números son aún más contundentes: albos y carboneros acumulan 22 vueltas olímpicas (11 cada uno).

En ese lapso, solo Danubio -en tres oportunidades- y Defensor Sporting en una, lograron romper la hegemonía de los grandes.

La última institución en desarrollo que se coronó como Campeón Uruguayo fue el Danubio Fútbol Club en la temporada 2013-14. Fue esa una coronación que marcó un hito histórico, ya que el título lo decidieron los de la Curva de Maroñas ante el Montevideo Wanderers.

Resultado de imagen para danubio campeon ante wanderers
Fuente: Danubio Oficial

EL PESO DE LA HISTORIA Y EL PODER

En Uruguay, el fútbol y las desigualdades (casi siempre) insoslayables son dos categorías indivisibles. Ocurre que en la tierra de los primeros Campeones del Mundo, el fútbol -desde su génesis- gira en torno a la pasión que despiertan Peñarol y Nacional. Y son ellos los que acaparan más del 90% de la afición oriental.

Aún en un contexto económico que dista de ser el ideal, las diferencias abismales de presupuesto entre “chicos” y “grandes” suponen la causa fundamental de esta antigua batalla entre David y Goliat.

Por otra parte, si bien ha ido mutando en los últimos años, la realidad indica que Nacional y Peñarol no visitan todos los campos de juego de sus rivales. Es obvio sentenciar que ese hecho les otorga una adicional ventaja deportiva.

Además, por su innegable peso político, cada uno de sus movimientos impacta en los diferentes estamentos y genera presiones que no son solo parte de una leyenda urbana.

No en vano, en la era profesional (de 1932 en adelante), las dos camisetas más gloriosas lograron 43 Campeonatos Uruguayos consecutivos, una racha que recién quebró Defensor en 1976.

Defensor, Campeón, Uruguay
Fuente: @lavozdeltuerto

Los fanáticos del viejo Liverpool recordarán por siempre lo sucedido ayer y poco les importa el peso específico de un Torneo Intermedio.

Para ellos será siempre la primera vez. Y todos sabemos que esa no se olvida jamás, aunque haya sido (o no) una simple golondrina que no hace verano.