mejores autos deportivos
Chevrolet Corvette, uno de los mejores autos deportivos del año | Fuente: Chevrolet

Los avances en tecnología no le son esquivos a ningún área de las diferentes industrias del mercado. Así como en el fútbol y los videojuegos el desarrollo es notorio, en la industria automotriz este crecimiento es más que evidente. Particularmente, los modelos deportivos ponen a su servicio estos avances para entregar productos estéticos y competitivos. Por eso, en Balón Latino repasamos cuáles son los mejores autos deportivos que han sido lanzados al mercado este año.

Tres mejores autos deportivos de 2021

De acuerdo con un grupo de expertos reunidos por Forbes, elegir los mejores autos deportivos implica conjugar la velocidad de los vehículos con la tecnología más desarrollada del momento. Los siguientes tres carros cumplen con estos dos requisitos.

PUBLICIDAD

1. BMW 2 Series M2 CS 2021

A diferencia de los demás modelos de la serie M, esta edición aligera la versión regular de cuatro cilindros y potencia su eficiencia. A la vez, proporciona unos 444 caballos de potencia que se comparan con los modelos de la serie M4. Como punto negativo, los expertos señalan el poco espacio interior con el que cuenta el vehículo. El valor comercial para la versión Coupe comienza en los $35,900 dólares estadounidenses.

2. Chevrolet Corvette 2021

El modelo de este año de la línea Corvette puede definirse como la punta de un gran iceberg. Detrás de su producción se pueden encontrar múltiples prototipos y modelos lanzados en los que nunca se pudieron conjugar tantos beneficios para el usuario. No solo presenta mejoras en términos de conducción y rendimiento, sino que cuenta con mejoras estético-práticas a la hora de interactuar con sus sistemas y opciones. El valor del modelo más básico comienza en los $58,900 dólares estadounidenses.

3. Honda Civic Type R 2021

Finalmente, el vehículo producido por Honda surge como un guiño a los fanáticos del videojuego Grand Turismo. La adaptación del modelo tradicional de Civic a un tipo R implicó un aligeramiento de las piezas y de la carrocería del auto. Además, la inclusión de una capacidad de 306 caballos de fuerza y un motor con turbo. Su valor comercial, por ser una edición límitada, es considerablemente alto, comenzando en los $37,495 dólares estadounidenses.