Top-5: mejores jugadores mexicanos de la historia

El fútbol mexicano ha ido ganándose un lugar en los ojos del mundo. Esto gracias a los nombres de grandes futbolistas que han sobresalido de tal manera, que son reconocidos por tener facultades de crack. En Balón Latino (tras un gran debate) te presentamos el Top-5 de los mejores jugadores mexicanos de la historia.

5.- Javier Hernández: un pacto con el gol

El ‘Chicharito’ es un caso particular. Estuvo a nada de retirarse del fútbol profesional, pero terminó como máximo rompe redes de la selección mexicana y máximo anotador en mundiales. En total 51 tantos en su cuenta con la del Tricolor.

Sorprendió a todos que en tan poco tiempo de su titularidad con Chivas se fuera a Europa, y a un equipo tan emblemático como el Manchester United de Alex Ferguson. No se le veía mucha cabida, pero a pesar de la competencia en dicho equipo, el jalisciense se ganó la confianza del Sir.

Puede presumir que además del United, jugó con el Real Madrid, el Bayer Leverkusen, el West Ham United y que anotó más de 100 goles en Europa; esto entre ligas, copas locales y copas de Europa.

Sin ninguna duda, su nombre quedó entre los mejores jugadores mexicanos.

Javier Hernández (uno de los mejores jugadores mexicanos) mandando besos a la tribuna, vistiendo la playera de México
Fuente: Especial/Mediotiempo.com

4.- Cuauhtémoc Blanco: el último emperador

Nacido en uno de los barrios más bravos de la Ciudad de México, forjó un carácter y una fiereza mental que le permitieron hacer de su carrera como profesional, una de las más recordadas por la afición mexicana.

La relación con Cuauhtémoc era de amor-odio, pues en la liga local le pintaba la cara al club con el que simpatizabas, pero se ponía la casaca nacional y hacía lo mismo con las otras selecciones. Ese futbolista con cuerpo de perro por el que no dabas un peso, era el más virtuoso dentro del terreno de juego.

Su talento ganado en el barrio le permitió ser un ícono del Club América, disputar tres Copas del Mundo con la selección mexicana y ser el tercer máximo goleador de la misma con 38 anotaciones; datos que nos hacen verlo como uno de los mejores jugadores mexicanos.

Muchas veces era poco profesional, irreverente, provocador y pedante; pero cuando el ambiente era hostil, se sobreponía y jugaba mejor que cuando la situación estaba a su favor. Pocos con esas condiciones.

3.- Jorge Campos: el de los uniformes vistosos

Si no es por su calidad bajo los tres postes, Jorge Campos es reconocido por su carisma innata o por sus (espantosos) vistosísimos uniformes. Una estrella que hoy está en todos los grandes eventos de FIFA. De la costa de Acapulco a miembro reconocido del máximo organismo del fútbol mundial.

Y no hay que confundirse, fue un adelantado a su época, un portero que jugaba de líbero. Lo que los jóvenes conocieron con Manuel Neuer, Campos lo hacía desde los noventas. Tanto así, que se desempeñaba de centro delantero cuando se le requería.

Existe una anécdota donde Javier Clemente (DT de la selección española), antes de Estados Unidos 1994, se quejó ante la FIFA porque consideraba que México llevaba ventaja, pues su portero en cualquier momento se quitaba la ‘1’ y se ponía la ‘9’.

Jorge Campos no tiene tantos títulos en sus alacenas, pero tiene en la bolsa a millones de mexicanos que por una u otra razón le estiman como si fuera parte de su familia.

2.- Rafael Márquez: el káiser mexicano

La máxima joya de la cantera del Atlas. Rafa Márquez desde joven mostró clase para jugar al fútbol. Tras perder una final con los rojinegros en el Verano 1999, salió al balompié europeo para defender la playera del Mónaco.

Del Mónaco, sus cualidades le hicieron llegar a un equipo donde desplegó el mejor nivel de su carrera. Rafa conquistó España con el Barcelona. Ganó cuatro Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, dos Champions League, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes.

Cuando todo indicaba que su carrera se terminaba al llegar a la MLS, regresó a México para ser bicampeón del fútbol nacional con el León, ir (otra vez) a Europa con el Hellas Verona a sus 35 años y ser el líder en todos esos equipos.

Con la selección mexicana disputó 153 partidos y cinco Copas Mundiales… todas como capitán.

Rafa Márquez (uno de los mejores jugadores mexicanos) celebra con la playera de México puesta
Fuente: Especial/masmexico.com

1.- Hugo Sánchez: el Pentapichichi

De estirpe universitaria y con un objetivo claro desde pequeño: ser el mejor. Hugo Sánchez fue el hombre que puso al fútbol mexicano en el radar del balompié mundial. Primero se convirtió en referente con los Pumas de la UNAM, de donde se despidió como campeón en 1981 y con 104 goles a su cuenta.

Con su traspaso al Atlético de Madrid, vino el inicio de una historia llena de gloria. Con los colchoneros se ganó un lugar con base en coraje, esto ante la adversidad que lo veía como el ‘mexicanito’. Tal fue el éxito de su fútbol, que en la temporada 84-85 fue el Pichichi con 19 goles.

De allí se fue con los blancos y no respetó a nadie. Se llevó a casa cuatro Pichichis y una Bota de Oro, además de romper récords como el extranjero con más goles en la Liga y la marca de más anotaciones en una temporada en España, situación que en recientes años fue superada por monstruos como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Lo de Hugo es algo que muy probablemente no se repita, la historia de un ariete mexicano rompiendo la élite del fútbol mundial.