Si hablamos de cantar goles, el primer país que se nos viene a la mente es Brasil. La mayor potencia futbolística de Sudamérica ha visto nacer a grandes estrellas durante toda su historia, aunque sin dudas sus delanteros serán siempre los más recordados. Los cinco mundiales que ha ganado la Canarinha no hubieran sido posibles sin la magia de sus mejores arietes, quienes se han encargado de romper redes alrededor de todo el globo.

Luego de traerles los mejores arqueros, defensas y mediocampistas que ha tenido la Verdeamarela, hoy en Balón Latino te presentaremos a los cinco mejores atacantes que ha visto la tierra del jogo bonito a lo largo de su gloriosa historia.

5- RIVALDO, EL DE LA ZURDA MÁGICA

Veloz y habilidoso, Vítor Borba Ferreira Gomes (mejor conocido como Rivaldo), poseía una zurda majestuosa con la que regateaba y anotaba con una increíble facilidad. Con la Selección de Brasil anotó 35 goles en 74 partidos, logrando alzar la Copa Confederaciones 1997, la Copa América 1999 y el Mundial de Corea-Japón 2002.

Rivaldo, que podía jugar tanto de delantero como de mediapunta, vivió el auge de su carrera en las filas del Barcelona a finales de los 90. Con el equipo culé ganó dos veces LaLiga y en una ocasión la Copa del Rey. Su espectacular rendimiento en el club lo llevó a ganar, en 1999, el Balón de Oro y el extinto premio al Jugador Mundial de la FIFA.

Antes de convertirse en una estrella mundial, Rivo pasó por una infancia muy dura en las favelas de Recife, llegando a sufrir malnutrición.

LEA TAMBIÉN:  TOP 5: Mejores mediocampistas colombianos de la historia
Fuente: ESPN

4- ROMÁRIO, PEQUEÑO Y GIGANTE

Aunque no era ni el más grande ni el más fuerte, Romário gozaba de una técnica exquisita y una sorprendente capacidad para definir. O Baixinho, la encarnación del jogo bonito en su época, ganó con su selección dos veces la Copa América (1989, 1997), la Copa Confederaciones 1997 y el Mundial de Estados Unidos 1994 (donde fue galardonado con el Balón de Oro del torneo). Sus 55 goles con Brasil lo convierten en el cuarto máximo goleador histórico de la Canarinha.

Al igual que Rivaldo, Romário tuvo un célebre (aunque corto) paso por el Barcelona, con el que ganó en una ocasión LaLiga. Su mejor etapa la vivió años antes, en las filas del PSV Eindhoven, donde se consolidó como la gran estrella de la Eredivisie. Entre todos sus clubes, anotó más de 700 goles.

Fuente: MSN

3- GARRINCHA, LA ALEGRÍA DEL PUEBLO

Manuel Francisco Dos Santos, más conocido como Garrincha, fue sin dudas uno de los jugadores más talentosos que ha visto el fútbol. Con su inigualable don para regatear y su juego vistoso volvía loco a cualquier defensor, pues era casi imposible quitarle el balón de los pies. Con Brasil ganó los Mundiales de 1958 y 1962, y se convirtió en uno de los jugadores más queridos por los fanáticos.

Por desgracia, su historia no tuvo un final feliz. Garrincha falleció en 1983, a los 49 años, víctima de alcoholismo crónico. Fue velado en el mítico estado Maracaná y su ataúd fue cubierto con la bandera del Botafogo, club que lo vio brillar.

Fuente: EcuRed

2- RONALDO, EFECTIVO COMO POCOS

Cuando Ronaldo Nazário quedaba cara a cara con el arquero rival, ya todos sabían qué iba a suceder. O Fenómeno es considerado como uno de los mejores rematadores de todos los tiempos y por ende, uno de los grandes delanteros que ha tenido el fútbol. No en vano es, con 62 goles, el segundo máximo goleador en la historia de la selección brasileña, solo por detrás de Pelé. Con la Canarinha ganó la Copa Confederaciones 1997, dos Copa América (1997 y 1999) y dos Mundiales (1994 y 2002).

LEA TAMBIÉN:  Douglas Luiz es nuevo fichaje del Aston Villa

A nivel de clubes, brilló en el Inter de Milán y en el Real Madrid de los Galácticos. Su increíble capacidad de anotar goles (aunada al éxito con su selección) lo llevaron a ganar el Balón de Oro en 1997 y, posteriormente, en 2002.

Fuente: Pasiónporelbalón

1- PELÉ, EL REY DEL FÚTBOL

Edson Arantes do Nascimento es considerado por diversos especialistas como el mejor jugador de la historia. O Rey lo tenía todo: regate, velocidad, definición y visión de juego, además de poder presumir ser el único jugador en haber ganado el Mundial en tres ocasiones (1958, 1962 y 1970). Con 77 goles en su haber, es el máximo goleador histórico de la Canarinha.

Pelé jugó casi toda su carrera en el Santos, equipo con el que destaca haber ganado seis veces el Brasileirao y la Copa Libertadores en dos ocasiones. A nivel individual ha sido galardonado con decenas de premios. Además, y como dato no menor, durante toda su carrera llegó a marcar (contando partidos no oficiales) más de 1200 goles.

Fuente: Marca