Representar a una selección nacional es uno de los mayores reconocimientos que puede recibir un jugador durante su carrera. Sin embargo, en muchas ocasiones, por diversos motivos estos han decidido nacionalizarse y vestir la elástica de una nación extranjera. El caso más reciente es el de Ansu Fati, el adolescente bisauguinenano del Barcelona que ha sido convocado por primera vez con la Sub-21 de España.

Aunque su carrera apenas está comenzando, sus brillantes actuaciones con apenas 16 años le auguran un gran futuro. Pero, ¿quiénes han podido triunfar representando a otro país? Hoy en Balón Latino, te traemos a cinco futbolistas de dicha procedencia que tuvieron éxito con otras selecciones. 

5- DECO, EL MAGO DEL CENTRO DEL CAMPO

Fuente: RTE

Nacido en Sao Paulo, Deco era sinónimo de magia y pudo demostrarlo con la Selección de Portugal. Luego de dos años en la Serie A de Brasil, dio el salto a Europa de la mano del Benfica, que inmediatamente lo cedió al Alverca (en aquel entonces en la segunda división portuguesa). Finalmente, nunca llegó a jugar con ‘Las Águilas’ y acabó fichando por su clásico rival, el Porto.

Sus destacadas actuaciones con su nuevo equipo le permitieron tener su primera oportunidad para defender la bandera de Portugal. Debutó el 29 de marzo de 2003, y ese mismo día marcó un gol de tiro libre que le daría el triunfo a los lusos sobre Brasil, su país de origen. En total, disputó 75 juegos y marcó cinco goles con el seleccionado, siendo finalista de la Eurocopa 2004 y semifinalista del Mundial 2006.

Dotado de una técnica exquisita y un entendimiento del juego como pocos en su época, Deco se hizo un lugar en la élite del fútbol en las filas del Barcelona. Con el conjunto catalán, ganó dos veces LaLiga, dos la Supercopa de España y una vez la UEFA Champions League (que también había conquistado con el Porto previamente).

LEA TAMBIÉN:  Philippe Coutinho vestirá la casaca del Bayern Múnich

4- FERNANDO MUSLERA, AL OTRO LADO DEL ‘CHARCO’

Fuente: Gol Ecuador

Es difícil imaginarse a la Selección de Uruguay sin Fernando Muslera. De padres orientales, el ‘Nene’ nació en Buenos Aires y meses después su familia cruzó el ‘charco’ para volver a tierra oriental. Comenzó a jugar a temprana edad en Montevideo Wanderers y pudo integrar las categorías inferiores de ‘La Celeste’. El 10 de octubre de 2009 (ayer hicieron diez años), fue convocado por primera vez con la absoluta y desde entonces, ha sido amo y señor de la portería del seleccionado.

Se ha vestido de héroe en incontables ocasiones gracias a sus increíbles paradas, con las que ha enamorado a una nación muy privilegiada de poderle tener bajo los tres palos. Actualmente lleva más de 100 partidos con la selección, con la que se ha proclamado campeón de la Copa América en 2011, así como ha conseguido el cuarto puesto en el Mundial 2010 y en la Copa Confederaciones 2013.

3- PEPE, EL DEFENSA MÁS TEMIDO

Fuente: EFE

Kepler Laverán Lima Ferreira, mejor conocido como Pepe, es uno de los defensores más destacados de la última década. Oriundo de Alagoas, Brasil, su historia es bastante similar a la de Deco. Comenzó su carrera en el Corinthians Alogoano de su ciudad natal y, luego de pasar por pequeños clubes de Portugal, pudo destacar en el Club Sport Marítimo y posteriormente, en el Porto.

En la temporada 2007/08 fue fichado por el Real Madrid, siendo allí donde se convertiría en uno de los mejores en su posición, no solo por sus cualidades defensivas, si no por un mal talante que ha atemorizado a toda clase de delanteros. El 21 de noviembre de 2007, luego de haberse perdido una convocatoria por lesión, debutó con la Selección de Portugal. Hoy, con más de 100 encuentros disputados con la elástica lusa (con la que ganó la Eurocopa de 2016), ya es toda una leyenda del combinado. 

LEA TAMBIÉN:  Coutinho, MVP en el triunfo de Brasil sobre Bolivia

2- MAURO CAMORANESI, ‘IL MAQUINISTA’

Fuente: AS

Oriundo de Buenos Aires, Mauro Camoranesi comenzó su carrera en 1994 en Aldosivi, equipo que en aquel entonces se encontraba en la tercera división del fútbol argentino. Sin embargo, su éxito en el fútbol latinoamericano no se dio en su país de origen, si no en México. Su notable rendimiento a fines de siglo en el Santos Laguna le permitieron llegar a la Serie A para el año 2000, donde destacó en el Hellas Verona y posteriormente, en la Juventus.

Tras convertirse en un pilar del centro del campo de la ‘Vecchia Signora’, Camoranesi debutó con Italia el 12 de febrero de 2003. A pesar de que ya no era una joven promesa, no tardó mucho en hacerse un lugar en el once titular de un seleccionado plagado de estrellas de la talla de Andrea Pirlo, Francesco Totti, Gianluigi Buffon o Fabio Cannavaro. Con la ‘Azurra’ ganó la Copa del Mundo de 2006, siendo el único latino nacionalizado que puede presumir tal hazaña.

1- ALFREDO DI STÉFANO, GRANDE ENTRE GRANDES

Fuente: Mundo Deportivo

Si hablamos de historia del fútbol, allí estará Alfredo Di Stéfano. Nacido en Buenos Aires, ‘La Saeta Rubia’ es considerado como uno de los mejores jugadores que ha visto este deporte. Su caso es uno de los más curiosos, pues pudo representar tanto a su país de origen como a España, algo que hoy en día ya no está permitido.

Con ‘La Albiceleste’ pudo jugar apenas seis partidos, pero estos le fueron suficientes para hacerse con el Campeonato Sudamericano de Selecciones de 1947 (actualmente Copa América). Su participación con España llegaría nueve años después, debido a su etapa en el Real Madrid, donde se convirtió en uno de los mejores jugadores de la historia del club. Con ‘La Roja’, el delantero jugó 31 partidos y marcó 23 goles.

LEA TAMBIÉN:  Lucas Moura, el héroe del Tottenham de Pochettino

Sin embargo, por diferentes circunstancias nunca pudo disputar un Mundial. En 1950, Argentina decidió no participar por sus diferencias con la Confederación Brasileña, organizadora del evento. Debido al mismo problema, ‘La Albiceleste’ tampoco estuvo presente en Suecia 1954. En 1958, luego de una complicada nacionalización, España no se clasificó al torneo en Suecia; y ya en 1962, una lesión le impidió  a Di Stéfano acudir a la cita en Chile.