Mientras las Águilas llegaron como escoltas del líder Cruz Azul, las Chivas se posicionaban en la posición numero once, y a pesar de que existe aquella frase que en los clásicos todo puede ocurrir… en esta ocasión todo fue para el América.

Todo para las Águilas de Solari

A pesar de que la primera jugada de peligro en el partido fue rojiblanca (Jesús Angulo tirando y mandando el balón a un costado del arco de Guillermo Ochoa), el resto del trámite del primer tiempo fue azulcrema.

El esférico y su movilidad fue de los dirigidos por Santiago Solari. El Guadalajara no se encontró, pues el medio campo de Fernando Beltrán y Jesús Molina nunca contuvo a Richard Sánchez, Álvaro Fidalgo y Pedro Aquino. 

No exigieron a Raúl Gudiño sino hasta la ultima jugada de la primera mitad. Tras una falta de Alejandro Mayorga sobre Sebastián Córdova, el centro a balón parado encontró el salto y remate de Henry Martín. El cabezazo techó a un arquero chiva que se quedó a medio camino.

Vapuleada impartida por los azulcremas

En el segundo tiempo Víctor Manuel Vucetich realizó modificaciones para tratar de empatar el partido. La ventaja seguía siendo de un solo tanto y Ángel Zaldívar (quien entró de cambio) tuvo el empate, pero su zurdazo – realizado a la altura del manchón penal – salió cruzado.

Guadalajara se insinuaba hacia la portería americanista, pero llegó el segundo de la noche para Henry. Tiro de esquina, doble cabezazo en el área y clásico finiquitado. Todo se alineaba para América, que vio la expulsión de un defensa del ‘Rebaño' al 72′. Y la cereza del pastel, que puso el 0-3 final, fue el tanto de Sebastián Córdova.

Con este recital/baile sobre el Guadalajara, Santiago Solari y su ‘Ave' vuelan en lo alto de la tabla (solo por debajo de Cruz Azul) y generan confianza al proyecto de una institución, que como de costumbre, está en los altos planos del fútbol mexicano.

El Guadalajara – hoy mismo – está fuera de puestos de repechaje (es decir, no están entre los mejores 12/18 equipos) y no se nota idea alguna de juego, a pesar de tener en el banquillo a una leyenda de la dirección técnica mexicana.

Toca un cierre de campeonato durísimo (falta enfrentar a Rayados, Santos, Cruz Azul, Tijuana, Atlas y Tigres) y allí deberán reponerse si es que desean disputar instancias finales, pero eso será en las próximas semanas… porque hoy todo fue para el América.