Fuente: @OL.fr

Sylvinho llegó este verano como nuevo entrenador del Olympique de Lyon, pero apenas pudo dirigir once encuentros. Tras la derrota por 1-0 ante su clásico rival, el Saint-Étienne, el pasado fin de semana, el club de anunció su destitución. Los nombres que más suenan para sustituirle son los de Laurent Blanc, Arsène Wenger y José Mourinho.

LOS RESULTADOS NO SE LE DABAN

Hay que decir que arrancó de la mejor manera. En sus primeros dos partidos, ante el Mónaco y el Angers, el Lyon convirtió nueve goles y mantuvo el arco en cero. Pero luego tuvo que esperar siete partidos para volver a sonreír. Obtuvo cuatro empates (uno ante el Zenit por Champions League) y tres derrotas. Luego volvió a jugar por el torneo intercontinental y venció por 2-0 al Leipzig, pero luego volvió a perder en el torneo local.

Sylvinho dirigiendo al Lyon. Fuente: Nuevo Diario

Actualmente, el Lyon se encuentra en zona de clasificación a siguiente fase de la Champions, pero en la tabla de la Ligue 1 no figura en zona de descenso gracias al saldo de goles.

Se podría decir que Sylvinho obtuvo buenos resultados a nivel internacional, y también debemos tener en cuenta que dirigió apenas nueve partidos de liga. En el club, no le dieron la oportunidad de revertir la situación.

FUE SU PRIMERA EXPERIENCIA COMO DT

Sylvinho tiene una rica trayectoria en la parte técnica de clubes, pero siempre fue acompañando al encargado principal. Comenzó como segundo entrenador en Cruzeiro y pasó por clubes menores hasta que llegó al Corinthians, donde trabajó con Tite. De ahí, fue a colaborar con Roberto Mancini al Inter de Milán, y terminó en la Selección de Brasil, como mano derecha otra vez de Tite. A mitad de año quedó sin equipo hasta que llegaron los franceses a darle su primera oportunidad como entrenador, que lamentablemente acabó de la peor manera.

Sylvinho junto a Tite en la selección brasileña. Fuente: BeSoccer