Fuente: Agencias

El otro día tras la venta de Cristian Olivera y Juan Manuel Gutiérrez a Almería ví un tweet que se robó mi atención: Seguimos vendiendo futbolistas uruguayos a “precio de feria”.

Una frase de un usuario que fue tan real que dolió y así fue. Sin tener las cifras de ambos traspasos, las mismas no serán estratosféricas ni mucho menos, con suerte entre los dos tanto Rentistas como Danubio percibirán 5 Millones de euros si somos optimistas.

El fútbol uruguayo es uno (sino el que más) de los que mayor exportación saca a nivel mundial en comparación a su población. Uruguay puede jactarse de no llegar a 4 Millones de habitantes pero en lo que le sobra es en jugadores.

vendiendo futbolistas
Fuente: Agencias

Cuando se fue Paolo Montero vino Diego Lugano, se retiró el ‘Ruso’ Pérez y apareció Lucas Torreira & Company (Valverde, Bentancur, etc). Y así cientos de casos (Rubén Sosa, Álvaro Recoba, Diego Forlán, Marcelo Zalayeta, entre otros), aún así siguen saliendo futbolistas de abajo de las piedras.

Sin embargo, el dinero que se saca por cada jugador es bajísimo. Mientras en Brasil Vinicius se fue por 45 Millones de euros y en Argentina Lautaro Martínez por casi 30, Federico Valverde se marchó por 5 Millones de euros.

¿Por qué desde el exterior pagan tan poco por los futbolistas uruguayos?

Liverpool confirmó la contratación de Coates

La respuesta es simple, por la necesidad de los clubes. Hay una frase del prócer uruguayo José Artigas “vender el patrimonio al bajo precio de la necesidad” y así es. Los equipos del fútbol charrúa siempre tienen deudas y cuando ven la oportunidad de vender lo hacen a cualquier costo. A tal punto, que esos montos se ven disminuidos por porcentajes divididos entre contratistas, empresarios, intermediarios, quien acercó la oferta, etc.

Para peor, los jugadores charrúas se cotizan en el exterior. Como por ejemplo sucedió con: Nández en Boca, Viñas y Leo Fernández en México, De Arrascaeta en Brasil y muchos otros casos. En Europa es mucho más chocante: Fede Valverde, Maxi Gómez, José María Giménez, etc. Lógicamente que para estos lugares es más rentable pescar en Uruguay.

El fútbol uruguayo sigue pasando hambre, la Selección es un oasis que está totalmente desligado de la realidad de la liga local. Los clubes se endeudan, las canchas están en mal estado, no hay condiciones para jugar, y muchos otros factores que impedirían la realización del torneo.

Sin embargo, mientras tanto, siguen saliendo figuras y las mismas se destacan afuera aunque desde Uruguay se fueron a un “precio de feria”…