Ezequiel “Chimy” Ávila y Santiago Vergini están vinculados con San Lorenzo de Almagro. Uno se va por 2,7 millones de Euros al Osasuna y el otro llega a reforzar la defensa del plantel desde el Bursaspor de la Superliga de Turquía.

“Chimy” Ávila deja San Lorenzo

El delantero de 25 años fue una de las revelacionesy luchó hasta el final para librar al Huesca del descenso, pero no lo logró. Sin embargo, dejó un buen recuerdo en los fanáticos del club. Además, él también quedó encariñado con la institución. “Chimy” en total jugó 71 encuentros con el Huesca y anotó 17 dianas contando las dos temporadas que disputó allí. Ahora, buscará igualar o mejorar el nivel que tuvo la temporada pasada, vistiendo la camiseta del Osasuna.

San Lorenzo, Chimy Ávila
Fuente Diario AS

Santiago Vergini, retornó tras su paso frustrado por Turquía

Había firmado un contrato hasta 2020 con la entidad turca, pero tras jugar nueve encuentros en un año, sus ganas de seguir eran pocas. Santiago Vergini analizó la oferta de San Lorenzo y no dudó en volver al fútbol argentino para poder recuperar los minutos que no tuvo con la casaca del Bursaspor. El jugador de 30 años rescindió su contrato con el club turco y llegó como futbolista libre a Boedo para firmar con el conjunto azulgrana por tres temporadas.

San Lorenzo, Santiago Vergini
Fuente Diario AS