Pocos jugadores han disfrutado jugando al fútbol más de como lo hacía Ronaldinho. El astro brasileño, que maravilló a propios y extraños con sus mágicas gambetas y jugadas improvisadas, llegó a ser apodado como ‘la sonrisa del fútbol' por la felicidad que irradiaba cada vez que pisaba un campo de juego. Durante su brillante etapa en Barcelona, Ronaldo de Assis Moreira se convirtió en uno de los mayores referentes del deporte a nivel mundial.

Sin embargo, la vida de este extraordinario jugador ha sido muy diferente fuera del césped. Falta de disciplina, abuso de las fiestas nocturnas y continuas polémicas en su ámbito privado han acompañado a ‘Dinho' a lo largo de su carrera, e incluso tras su retiro. El brasileño volvió a ser protagonista hace un par de semanas luego de que él y su hermano fueran detenidos en Asunción por utilizar pasaportes adulterados. Mientras la investigación avanza, ambos se encuentran en prisión preventiva en un cuartel a las afueras de la capital.

El exfutbolista ha encontrado la manera perfecta para pasar el tiempo: jugando al fútbol. Recientemente se han revelado algunas imágenes del oriundo de Porto Alegre divirtiéndose en la cancha de la cárcel, lugar en el que ha podido lucirse. Por otro lado, ESPN ha informado que también suele concurrir a la carpintería del local para trabajar la madera. Aunado a todo esto, el brasileño ha repartido un sinfín de fotos y firmas para los demás reclusos y trabajadores de allí.

Fuente: REDES

BARRANCA ABAJO

Para algunos, esta situación puede ser una noticia más. Sin embargo, es triste para muchos amantes del fútbol (entre los cuales se incluye quien escribe este artículo) presenciar cómo un futbolista que despertaba tanta felicidad y pasión ahora pasa sus días en prisión por no respetar la ley. No es sencillo entender cómo un referente para cientos de miles de niños alrededor de todo el mundo ha llegado a esto.

Sin dudas, teniendo en cuenta todo lo que representa, él nunca se imaginó que la situación llegaría tan lejos. Sin embargo, la justicia no discrimina. Es innegable que la disciplina nunca fue su fuerte, pero en los últimos años sus actividades han sido, cuanto menos, cuestionables. El apoyo al presidente brasileño ultraderechista Jair Bolsonaro (quien tras su asunción lo nombró embajador de turismo) y las múltiples demandas financieras no han hecho más que dañar su imagen.

Parece que Ronaldinho siempre será recordado como aquel jugador que deslumbró dentro del campo de juego y decepcionó fuera de él. Aquel que poseía un talento nunca antes visto, que ganó el Balón de Oro, el Mundial, la UEFA Champions League, la Copa Libertadores y un sinfín de galardones más, pero que manchó su currículum producto de sus conductas extradeportivas.

Ahora, mientras espera junto a su hermano el resultado de la investigación, el exfutbolista continúa entre rejas y, al margen de alguna sorpresa, pasará el próximo 21 de marzo su cumpleaños número 40 lejos de casa. Si bien goza de varios privilegios por ser una figura mediática, ‘Dinho' nunca olvidará que tuvo que festejar su aniversario privado de libertad. Mal momento para violar la ley.