La Roma pretende ajustar sus finanzas y los argentinos están en la mira. FUENTE: AFP

El fútbol no ha vuelto pero ya hay novedades. La Roma necesita ajustar sus finanzas y tomó una decisión: el equipo de la capital italiana prescinde de los argentinos que tiene en su plantel. Los jugadores indicados son Javier Pastore, Federico Fazio y Diego Perotti. Es que la crisis sanitaria no es el único escollo que atravesó al club, sino que los problemas financieros son grandes y deportivamente no están a la altura de lo esperado.

De esta manera, el club tratará de reubicar a los tres argentinos para ahorrarse unos 35 millones de euros entre los tres contratos. Javier Pastore, de 30 años, había llegado al club en junio de 2018 y tiene contrato hasta 2023. De los tres argentinos, es el del contrato más alto. Federico Fazio, de 33 años, está hace 3 años en el club romano y su contrato vence el 2021, al igual que el de Diego Perotti, de 31 años. La Roma tiene un plantel con muchos jugadores ya que el año pasado disputó la Champions League, pero este año no está en los puestos de copa. Se encuentra con 45 puntos ingresando a la Europa League.

Pastore, castigado por las lesiones

A Javier Pastore lo persiguen las lesiones. FUENTE: Reuters

La Roma prescinde de todos los argentinos para la próxima temporada y la idea es negociar a Javier Pastore. Un jugador por el cual han pagado 24 millones de euros y no pudo afianzarse en el primer equipo. Llegó en junio de 2018, proveniente del PSG, como figura. Los hinchas romanos lo fueron a buscar al aeropuerto y depositaron en él las mayores esperanzas. Pero todo fue efímero. Las lesiones le jugaron una mala pasada.

Nunca pudo estar bien físicamente ni jugar con regularidad. Lleva disputados 30 partidos, con cuatro goles y tres asistencias. Es mucho menos de lo esperado por todos en Roma. A pesar de haber empezado bien, con el correr de los partidos las lesiones lo fueron alejando de los primeros planos. Paulo Fonseca, entrenador de su equipo lo definió así: “La situación de Pastore es peculiar. Ha tenido demasiados problemas físicos en el pasado y tenemos que manejarlo. No tenemos muchas opciones en este momento. Hablé con él y le dije que lo necesitábamos para jugar”. Actualmente, el cordobés se encuentra haciendo la cuarentena en la capital italiana junto a su familia. Por ahora su futuro es incierto.