Rodrigo Mora se retira del fútbol profesional

Fuente: Livefutbol.

Fue un fin de semana movido en River Plate. Hace algunos días se publicó la lista de los jugadores que viajarían a la pretemporada en Punta del Este. Rodrigo Mora estaba en esa lista pero comenzó a circular el rumor de que no viajaría debido a su lesión. Y ese rumor terminó de confirmarse. Mediante una historia de WhatsApp (luego lo oficializó en sus otras redes sociales) Mora anunció, con mucho dolor, que ha decidido dejar el fútbol. Su argumento fue simple y claro: el dolor de su lesión crónica de la cadera no lo dejó jugar más.

Su texto de despedida.

BREVE REPASO DE SU CARRERA

Mora nació futbolísticamente en Juventud de las Piedras. Después de pasar por algunos clubes de Uruguay recaló en el Benfica. Pero en el club portugués apenas jugó un partido en toda la temporada y volvió a Uruguay, más precisamente a Peñarol, para jugar en calidad de préstamo. En el club charrúa marcó 11 goles y brindó 10 asistencias en 21 partidos. Estos números captaron la atención de River (donde tuvo dos ciclos distintos) pero su historia con el Millonario la dejaremos para dentro de un rato.

Ya como jugador de River, Mora no fue tenido en cuenta en el 2014 por el técnico Ramón Diaz y emigró a la Universidad de Chile para jugar cedido por seis meses. Allí su rendimiento fue normal. Cumplió con las expectativas y Marcelo Gallardo, flamante director técnico de River en ese entonces, lo tendría en cuenta y comenzaría una historia de amor y sacrificio con la banda roja que a continuación repasamos.

Fuente: Peñarol.

RIVER PLATE, SU SEGUNDA CASA

Morita arribó a River a mediados de 2012 cedido del Benfica con opción de compra. Y los goles que marcó ese año le bastaron a los dirigentes de River para convencerse y hacer uso de dicha opción (4.000.000 de euros). En aquella temporada, entre otras cosas, le marcó un gol a Boca Juniors en un empate 2-2 y fue el goleador de River en ese torneo con seis tantos.

LEA TAMBIÉN:  ¿Qué fue de... Juan Manuel Iturbe?

Luego del ya mencionado préstamo en Chile, Rodrigo Mora regresó a River. Fue el goleador del equipo campeón de la Copa Sudamericana 2014​ con cuatro goles, en ocho encuentros disputados. Comenzó el año 2015 jugando en un altísimo nivel, convirtiéndose en el goleador del equipo sumando todas las competiciones del año. Esto le valió grandes elogios de la prensa deportiva argentina. Logró conquistar la Libertadores 2015 ganándole por 3-0 a Tigres, siendo una de las principales figuras de la conquista.

Fuente: River Plate.

EN 2017 COMENZARON LOS PROBLEMAS

Luego de un 2016 con cinco goles en 16 partidos llegó el 2017 y empezaron las complicaciones. Mora debió realizarse una operación que consistió en la realización de perforaciones en la cabeza del fémur y en la cadera para que pudiera irrigar la sangre a la zona. Esto le llevó cuatro largos meses de recuperación en la que tuvo que caminar con muletas. Pero esos cuatro meses se convirtieron en siete. Regresó el 28 de enero de 2018 en un empate en 0 con Huracán y recién gritó su primer gol ante Godoy Cruz, el 18 de febrero. La gente lo ovacionó y el uruguayo salió de la cancha emocionado.

Su festejo frente a Godoy Cruz. Fuente: Depor.

Y fue Rodrigo Mora quién inició la histórica conquista de la Copa Libertadores 2018. En el primer partido de la fase de grupos, River se midió con Flamengo a puertas cerradas en Brasil. El Millonario estaba en desventaja pero apareció el uruguayo y empató el partido de cabeza. Allí comenzó la conquista. En su cabeza. Pero lamentablemente sus rendimientos nunca volvieron a ser los mismos. Su lesión jamás le permitió jugar al 100%. Rodrigo Mora decidió retirarse y finalizó con unos números que poco le importan al hincha de River (41 goles y 21 asistencias en 182 partidos). Lo que el hincha de River siempre va a recordar son las ganas, la garra, la valentía y el profesionalismo con el que defendió la camiseta. Rodrigo Mora se retiró con la frente en alto y con esa sonrisa que siempre lo caracterizó.