Roberto Pereyra le arruinó la tarde al Arsenal

Foto: Watford.

Parecía que el Arsenal de Unai Emery tenía el trámite controlado frente al Watford en Vicarage Road pero estábamos equivocados. Los Hornets caían 0-2 con un doblete de Pierre Emerick Aubameyang pero terminaron empatando y casi lo ganan sobre el final. Tom Cleverley descontó y el argentino Roberto Pereyra decretó el 2-2 final desde el punto de penal.

 

UN PUNTO VALIOSO PARA WATFORD

Los Gunners no arrancaron bien el partido. Los primeros 15 minutos fueron un monólogo del local. Arrinconó al Arsenal en su propio arco, lo asfixió con la presión alta y le generó mucho peligro. Pero a los 22′ cayó el baldazo de agua fría. Kolasinac se llevó por delante a varios jugadores, encontró a Aubameyang entre lineas y el gabonés no perdonó. Media vuelta para fusilar a Foster y estampar el 1-0 en el peor momento de su equipo.

11 minutos después el ex Borussia Dortmund aumentó la ventaja a dos goles. Sigue sorprendiendo la calidad que tiene Aubameyang frente al arco rival. No perdona. Te liquida. Es la carta del gol que tiene Emery fin de semana tras fin de semana y más ahora que Alexander Lacazette está lesionado.

Pereyra, Watford
El momento de la ejecución. Foto: Premier League.

Para el segundo tiempo las cosas no cambiaron. Watford siguió dominando a su rival pero en esta ocasión si hubo un detalle que modificó el trámite: llegaron los goles. A los 53, Sokratis pifió en la salida y le dejó la pelota servida a Tom Cleverley que facturó y puso el 1-2 parcial.

Y por si fuera poco, David Luiz volvió a cometer un error que derivó en un penal. No se lo ve firme al brasileño, que ya está en el foco de las críticas hace rato. Penal que Roberto Pereyra cambió por gol. El volante ex River marcó su primer gol en esta temporada y cortó con una larga sequía en las redes. No gritaba desde el 26 de diciembre de 2018 en una derrota 1-2 frente al Chelsea.

LEA TAMBIÉN:  Alisson y Ederson, guardianes de una Premier histórica

El Tucu, con un trabajo silencioso pero valioso, continúa dándole alegrías al Watford, club al que llegó en 2016 por 13 millones de euros.