River Plate, de irse a la “B” a ser el mejor de la década

River Plate, descenso
Fuente: Getty Images.

Este miércoles 26 de junio se cumplieron ocho años de aquella tarde en la que River Plate descendió a la Primera “B” del futbol argentino. En la llave de promoción, los millonarios enfrentaron a Belgrano y tras un empate de 1-1 en la vuelta (3-1 global), se dio la terrible caída. Sin embargo, esta década la van a terminar como el mejor club sudamericano.

El mundo del fútbol estaba en shock. Uno de los clubes más grandes de Conmebol había perdido el derecho de seguir en la Primera División de su país. Además, con varios jugadores destacados en El Monumental, como son Érik Lamela, Roberto “Tucu” Pereyra, Jonatan Maidana, etc.

No obstante, River nos enseñó en los años posteriores algo muy importante. Hay equipos que necesitan tropiezos así para recordar su grandeza. Cuando tocas fondo, lo único que queda es subir. Y así fue.

La revancha de River Plate

363 días después de la tragedia más grande en la historia de “La Gallina”, la luz volvía en su camino. Luego de 38 fechas en la Primera División B de Argentina, River Plate venció 2-0 a Almirante Brown con dos goles de David Trezeguet para ascender de manera directa a la Superliga Argentina.

River Plate, ascenso 2012
Fuente: Diario Clarín.

De la mano de un equipo sólido y bien dirigido por “El Pelado” Matías Almeyda, el club rojiblanco había dado el primer paso para volver a la élite. Sin embargo, este equipo debía demostrar que su regreso era más que sólo una vuelta, sino una demostración de su grandeza.

Dos años después, llegó el hombre clave que terminaría lo que Almeyda comenzó: Marcelo “El Muñeco” Gallardo. En 2014, River Plate finalizó como campeón de la Superliga Argentina con 37 puntos, cinco más que el subcampeón, su archirrival Boca Juniors.

LEA TAMBIÉN:  Hoy hace 18 años, Boca Juniors dejaba al Madrid sin Intercontinental

De todas formas, faltaba demostrarle a todo el continente que un gigante había despertado. Es por ello que River necesitaba aprovechar al máximo su participación en la Copa Sudamericana 2014. Y bueno, tras un 3-1 global ante Atlético Nacional de Medellín, la escuadra argentina alzó la copa y advirtió que quería más.

El camino a la gloria

Un año después, se venía el reto que los volvería a colocar en el radar del resto del mundo. Con su campeonato de liga en 2014, River obtuvo su pase a la Copa Libertadores 2015.

Finalmente, los dirigidos por Gallardo dieron ese paso  y en la final vencieron a Tigres UANL 3-0 (así fue el global también) en El Monumental. Por primera vez en casi 20 años, River Plate era el campeón de la Copa Libertadores.

En cuestión de un lustro pasaron de ser un equipo “de la B” a convertirse en el rey de Sudamérica. No cabe duda que las caídas y levantamientos son equidistantes a la grandeza de los equipos.

River Plate, Copa Libertadores 2015
Fuente: Reuters.

El final de cuento de hadas de River Plate

A pesar de que la escuadra rioplatense había ganado nueve títulos tras su descenso, los hinchas de Boca Juniors no paraban. Mantenían su constante recordatorio de aquella pesadilla para quitarle mérito al despertar de River. Sin embargo, la “hora de la verdad” llegó en la Copa Libertadores 2018.

Ambas escuadras habían hecho lo correspondiente para cumplir el sueño de muchos aficionados al fútbol. River y Boca llegaron a la gran final de la Libertadores por primera vez en la historia. La oportunidad para dejar atrás el fantasma de la “B” y del pase por descalificación a Boca en 2015 ahí estaba.

LEA TAMBIÉN:  Los 26 goles de Gabriel Batistuta en Qatar

En la ida se metieron a “La Bombonera” y empataron 2-2. En este encuentro se repusieron del 1-0 y 2-1 correspondientemente. Para la vuelta, se vieron obligados a jugar fuera de El Monumental y del continente debido a los problemas de inseguridad de los hinchas.

El recinto elegido fue el Santiago Bernabéu. Sí, River no jugó en su casa durante la final de la Libertadores y sin embargo subió el último peldaño de la escalera que lleva hacia la felicidad y grandeza. En un duelo que se fue a tiempos extras, vencieron al “Xeneize” 3-1.

River Plate, Copa Libertadores 2018
Fuente: Getty Images.

Y así fue como River afianzó un ascenso increíble. Empezó esta década con la peor declive de su historia y ahora la va a acabar con 11 títulos, uno de ellos (el más especial) ante su eterno rival. Ahora cada 26 de junio ya no será una fecha del todo negra para los hinchas del millonario.