Tomás Rincón: el reto de mantenerse en la élite

Fuente: AS Venezuela

Tomás Rincón representa la lucha y garra en el mediocampo de Venezuela. El capitán ‘vinotinto’ (tomó el testigo tras la retirada de Juan Arango) deja ‘corpo, anima e cuore’ domingo tras domingo con los colores del Torino. Algunos ven similitud entre él y Gennaro Gattuso, entrenador y hasta hace algunas primaveras jugador del A.C. Milan y la selección italiana; por su fuerte carácter y dotes de líder tan naturales, que parecen impedir que el ‘generale’ acepte bajar el nivel de su juego.

Eso lo vimos desde que era un juvenil: de Zamora a Táchira Rincón jamás le tuvo miedo al desafío de jugar en uno de los equipos más grandes de su país natal; por lo que seguro tampoco tuvo miedo cuando vio una propuesta del histórico Hamburgo sobre su mesa para obtener un préstamo que luego se convirtió en fichaje y lo ayudó a forjar aún más su fuerte carácter.

PUBLICIDAD

De Venezuela a Alemania

Los comienzos con Martín Jol fuero lentos. De San Cristóbal a Hamburgo la adaptación fue ruda. Con apenas 4 partidos en su primer año, desde Alemania decidieron hacerse con su ficha y sin saberlo, el antiguo ‘S.C. Germania’ obtenía un buque insignia en los años duros del club; donde quedaron a las puertas de las competencias europeas y el descenso en reiteradas ocasiones, siendo de los más regulares del cuadro germano.

Fuente: AS Venezuela

Su garra ameritaba ‘calcio italiano’ y por ello luego de aquella promoción ante Greuther Furth que significó su último partido con contrato vigente en el Hamburgo, Génova lo respaldó como un hogar: Gasperini, actual entrenador del Atalanta, hizo de las suyas formándolo aún más defensivamente y provocando que perdiera el miedo de crear juego ofensivo y asociarse a los demás volantes. Eso lo llevó a marcar tres goles y repartir siete asistencias en su paso como rossoblú, que junto a su consagración como capitán y piedra angular de la ‘Vinotinto’ post-Juan Arango le sirvieron para que la Juventus lo firmara en 2017 por 8 millones de euros.

Éxitos en la Vecchia Signora

Pocos dimensionan la importancia que tiene para un jugador venezolano competir –codo a codo- con jugadores como Sami Khedira, Claudio Marchisio o Miralem Pjanic. Tampoco el sueño que representa jugar la UEFA Champions League en octavos, cuartos y semifinales (ningún venezolano había llegado a las dos últimas fases) o ganar el Scudetto de la mano del club más vencedor del fútbol italiano. Turín sigue siendo su casa: entre bianconeros dejó grato recuerdo y en Torino se pagaron casi diez millones de euros por su ficha a mediados de 2017. Son más de 100 partidos en Serie A y su cualidad de líder no se la quita nadie.

Negativa a los petrodólares

Ahora, tanto el ‘Toro’ como el jugador han rechazado una oferta multimillonaria del fútbol árabe por su ficha y no podía ser de otra manera; para Mazarri, no solo es titular inamovible sino que también un capitán sin el gafete. Para Rincón, el líder no deja solo a sus dirigidos y una historia con tanta superación y metas alcanzadas no puede acabar en Medio Oriente con un fútbol menos competitivo.

Fuente: Grada Digital

El reto de mantenerse en la élite a sus 30 años se presenta mucho más atractivo, y más en el año más prometedor del fútbol italiano en la última década. El reto de ser elegible para Rafael Dudamel en la venidera Copa América y la meta mundialista no los aminoran las montañas de dinero del petróleo o el ser estrella en un fútbol dónde el aficionado común no te alcanza a ver. Sabe Tomás que un compatriota suyo está en la élite del fútbol saudí (Gelmín Rivas) y no es tomado en cuenta por Dudamel. No tiene sentido bajar el nivel ahora.