Ricardo Oliveira, el último gran delantero que tuvo el Betis

Ricardo Oliveira, Real Betis, Atlético Mineiro, Brasil, España,
Fuente: Diario AS

Ricardo Oliveira sigue vigente a sus 39 años en el Atlético Mineiro de su Brasil natal y aún no tiene pensado colgar los botines. Tiene un objetivo, el cual no es fácil, pero el recuerdo que dejó en el club donde quiere decir adiós puede que tenga esa oportunidad. ¿Cuál es el club? El Real Betis de España. El delantero brasileño fue el mejor delantero del conjunto sevillano durante este siglo y así le recuerdan, tanto desde la propia institución bética como los fanáticos verdiblancos.

“Si tengo la oportunidad de volver al Betis, por el tiempo que sea, bienvenido sea”, fueron las palabras que soltó Ricardo Oliveira en una charla con la radio oficial de Betis. El recuerdo que tiene de su paso por el club es grande, le da mucho valor en lo que fue su carrera. “Es el club de Europa de mi corazón, nunca lo he negado, a pesar de estar muy agradecido al Valencia por darme la oportunidad de ir a Europa”, sentenció el exjugador del Valencia y Real Zaragoza.

El mejor momento del Real Betis fue gracias a él

La infancia de Ricardo Oliveira no fue fácil, sufrió carencias en su casa, tuvo que mendigar pero nunca bajó los brazos. Su sueño era jugar al fútbol y vaya si lo consiguió. Debutó en Portuguesa a los 20 años, luego se fue al Santos. Tras romperla allí, en 2003 llega al Valencia de España y un año después es cuando comienza su relación con el Betis. Durante su primer año con el equipo bético, el delantero centro brasileño se despachó con 26 goles en 45 encuentros, siendo el mejor año de carrera de su vida. Eso le permitió al Real Betis llegar al cuarto puesto y meterse en la fase previa de la Champions League para la temporada 05/06.

Ricardo Oliveira, Real Betis, Atlético Mineiro, Brasil, España,
Ricardo con Joaquín. Fuente: ElDesmarque

Ese mismo año 04/05, en donde Ricardo Oliveira comienza a demostrar que es uno de los mejores en el mundo, el Betis se consagra por última vez en la Copa del Rey. Venció por 2 a 1 al Osasuna con un gol del brasileño. Todo era color de rosas porque el conjunto sevillano pasaba su mejor año, lo sigue siendo hasta la actualidad, y el oriundo de Sao Paulo era conocido mundialmente por su juego. Sin embargo, llegaron las lesiones.

Lo que pudo ser de Ricardo Oliveira sin las lesiones

El brasileño metió con sus goles al Betis en la Champions League, tras marcar un doblete al Mónaco. Así, se ganó el cielo de los béticos. Ese año lo arrancó con muchos goles, para ser precisos siete gritos en 15 encuentros, pero llegó la lesión más dura que le puede tocar a un jugador. Se rompió los ligamentos cruzados y estuvo sin pisar el campo de juego por seis meses.

Cuando se recuperó, se fue a préstamo al Sao Paulo de Brasil para que recuperase ritmo y al volver se fue al Milán. Sin embargo, su nivel no volvió a ser como era en el Real Betis. Lo que pudo llegar a ser uno de los mejores delanteros, las lesiones le impidieron ese logro. No obstante, en 2009 regresa al club bético para jugar seis meses en donde debutó con un gol en Sánchez Pizjuán derrotando al Sevilla en el clásico.

Ricardo Oliveira, Real Betis, Atlético Mineiro, Brasil, España,
Oliveira festejando uno de sus goles. Fuente: ElDesmarque

Siete goles y dos asistencias en 16 partidos fueron los números en su vuelta. La afición del Betis le demostró todo su cariño y a día de hoy no se olvidan de él. “Lo único que puedo decir es gracias a los aficionados que desde España me siguen dando ánimos”, dijo en la emisora del club verdiblanco. Sin dudas que el cariño y el aprecio es mutuo entre Ricardo Oliveira y el Betis, algo que dejó muy claro el propio jugador: “El Betis fue el que me hizo grande, el que de verdad apostó por mí”.