Opinión: Radamel sigue siendo Falcao

Falcao, Mónaco, Ligue1, Francia, Colombia
Falcao sale a jugar un partido con el Mónaco.

Opinión de Ándres Vargas (@avargasDeporte)

Radamel Falcao, con un Mónaco mediocre y que sobrevive a pesar de sí mismo, lleva 12 goles en la Ligue 1 y se mantiene como opción para la Selección Colombia.

PUBLICIDAD

A nadie voy a mentir: Falcao no es el mejor delantero centro del mundo, no ahora. Tampoco es el ‘killer’ que con la camiseta del Porto o Atlético de Madrid facturaba más de 30 goles por temporada. Sin embargo, sí es El Tigre creador de goles y el capitán levanta muertos que conocemos desde hace rato. Con un Mónaco que funciona como carro viejo, días sí, días no, el colombiano mantiene una cuota decente de anotaciones y da la cara por sus compañeros.

Falcao lleva 11 goles en esta liga en 23 partidos jugados, los dos últimos para empatar un partido que perdía su club 2-0 contra Angers. Eso significa que a pesar de jugar en un Mónaco que estuvo casi toda la primera vuelta en puestos de descenso, Radamel facturó medio gol por partido. Además, ha anotado casi la mitad de los goles de su equipo, que desde agosto ha marcado 28 goles en la Ligue 1. El año pasado, en 26 partidos, anotó 18 goles, por lo que su cuota no bajó radicalmente. Falcao sigue cumpliendo con su deber de goleador.

Lea también: Un gol de ‘Chimy’ Ávila ¡en el 98′! enloquece al Alcoraz

Pero al colombiano no le basta con eso. Más destacable que su rol de delantero es su rol de capitán. Con Leonardo Jardim como entrenador, luego con Thierry Henry y al final de nuevo con Jardim, Falcao siempre ha estado liderando al equipo y defendiendo a sus compañeros. Puso cara frente a la afición cuando el equipo pasó por el peor momento e hizo siempre un llamado a la paciencia. Si el Mónaco confió en él cuando nadie lo hacía, ahora Falcao confía en el Mónaco cuando nadie más lo hace. Esa actitud luchadora de líder, la misma que lo sacó de su mal momento, sigue presente hoy en día.

Si una lesión no pudo con Falcao, menos una mala temporada de su equipo. Como dirían en Colombia: “llueve, truene o relampaguee”, él buscará la salida. Se las ha arreglado para marcar goles y sacar a su equipo de un agujero negro anímico y, por ahora, lo ha conseguido, pues Mónaco se marcó en febrero su mejor mes de la temporada. Que el seleccionador colombiano, Carlos Queiroz, no se deje engañar por el mal momento del equipo francés, pues Radamel sigue siendo Falcao y su liderazgo y sus goles son aspectos que en la Selección Colombia nunca sobran.