Fuente: Getty Images

Poseedor de un olfato goleador digno de los mejores delanteros, Luís Fabiano brilló en Brasil y Europa durante la primera década de los 2000. Sin embargo, luego de su marcha del Sevilla, club donde vivió una de sus mejores etapas, poco y nada se ha hablado de este atacante brasileño, quien aunque no se ha retirado, se encuentra sin equipo desde 2017.

A EUROPA DE IDA Y VUELTA

Debutó con el Ponte Preta en 1998 y, luego de tres temporadas a un nivel más que prometedor, fichó por el Stade Rennes francés por 7 millones de euros. Sin embargo, meses después regresó a Brasil, pues su nuevo equipo decidió cederle al Sao Paulo. Fue en este club donde Luís Fabiano pudo despegar, marcando 30 goles en 49 partidos durante su primera temporada. Además, ese mismo año ganó el extinto Torneo Rio-Sao Paulo, siendo la primera y única vez que el equipo se hizo con este galardón.

Tras su regreso al Rennes, en julio de 2002 abandonó el club francés para fichar por el Tricolor Paulista e inmediatamente se readaptó al juego del equipo. Tanto así que acabó ese curso con la extraordinaria suma de 21 goles en 25 partidos, convirtiéndose en una de las sensaciones del momento. 2004 fue el mejor año de su carrera en cuanto a goles, pues anotó 46 dianas en 56 encuentros.

Luís Fabiano brilló en el Sao Paulo. Fuente: Globo Sporte

SEVILLA, LA REIVINDICACIÓN

Su enorme éxito en el Sao Paulo despertó el interés de diferentes clubes de Europa. Finalmente, fue el Porto el que se hizo con sus servicios, pero tras una temporada para el olvido, el Sevilla confió en él y lo fichó. Sus comienzos en el conjunto Blanquirrojo tampoco fueron sencillos, pues parecía que esa facilidad de cara a puerta se había desvanecido.

LEA TAMBIÉN:  Luiz Adriano regresa a Brasil de la mano del Palmeiras

Por suerte para el brasileño y para el club, la perseverancia acabó dando sus frutos. Tras lograr asentarse en el equipo, Luís Fabiano concluyó la temporada 2007/08 con 34 goles en 45 cotejos, siendo elegido ni más ni menos que como el mejor delantero de LaLiga y de Europa. Durante este curso ganó con el Sevilla la UEFA Europa League, la Copa del Rey y la Supercopa de España, en la que fue su mejor campaña en el equipo.

Luís Fabiano brilló el Sevilla. Fuente: Mi Revista

REGRESO A BRASIL Y ÚLTIMOS AÑOS

En 2011, Luís Fabiano retornó al Sao Paulo, el primer club que lo vio brillar. Aún siendo un veterano, demostró un gran nivel durante varias temporadas y pudo ganar la Copa Sudamericana en 2012, aunque fue expulsado en la ida de la final por una dura agresión y se perdió la vuelta. Este último partido es recordado por la gran polémica que desató, pues acabó antes del segundo tiempo por falta de seguridad.

En 2016, Luís Fabiano armó las maletas para jugar en el Quanjian de la Superliga China, una competición en la que ya es costumbre ver a jugadores en el ocaso de sus carreras. Allí solo estuvo una temporada, ya que al año siguiente fichó con el Vasco da Gama, el que hasta ahora ha sido su último club.

EN LA SELECCIÓN

Luís Fabiano celebra su gol ante Argentina. Fuente: AS

El 11 de junio de 2003, a sus 22 años, debutó con la Selección de Brasil, sin haber disputado ni un solo minuto en las categorías inferiores. Si bien estaba llamado a liderar el ataque de la Canarinha junto con Adriano, su falta de gol por aquellos momentos no le permitieron asentarse. Participó en dos campeonatos con el seleccionado: la Copa América 2004 (la cual ganaron) y el Mundial 2010, donde no pudieron destacar.

LEA TAMBIÉN:  Vítor Hugo regresa al Palmeiras tras su paso por Italia

En total, marcó 28 goles en sus 45 encuentros con Brasil. Aunque no son cifras menores, O Fabuloso (como le apodaban), no cumplió las altas expectativas que se tenían en él cuando comenzó a brillar. Luís Fabiano fue sin dudas un gran delantero, pero los altibajos de su carrera nunca le permitieron dar ese paso al frente y unirse al selecto grupo de estrellas que ha tenido Brasil.