¿Qué fue de… Givanildo Vieira ‘Hulk’?

202
Fuente: Mundo Deportivo.

Givanildo Vieira Luis Fernando de Souza, más conocido como Hulk, emigró desde muy joven al fútbol de Japón. Comenzó jugando en el Vitoria de Brasil, su país natal, pero duró poco en las tierras verdeamarelas. A los 19 años, con tan solo dos partidos oficiales en Brasil, ya mostraba dotes futbolísticos de otra índole y le llegó una propuesta para jugar en el fútbol oriental. Entre idas y vueltas, dudas entre quedarse o no, Hulk se fue a jugar al Kawasaki Frontale.

PRIMEROS PASOS EN JAPÓN

A los seis meses de haber llegado a Japón, el equipo que lo había contratado lo cedió a préstamo a otro equipo del mismo país pero que estaba disputando la segunda división: el Consandole Sapporo. En dicho club estuvo un año, en donde comenzó, poco a poco, a adaptarse a un fútbol completamente nuevo en su vida. Con el Sapporo rompió las redes. Marcó 25 goles en 41 partidos. Luego de eso regresó al Frontale, que lo volvió a mandar a préstamo en otro equipo. En este nuevo equipo (Tokyo Verdy) también la descosió. Gritó 37 veces en 42 partidos. Una marca descomunal para un chico que apenas tenía 21 años.

Fuente: Nippon.

EL FÚTBOL EUROPEO TOCÓ LA PUERTA

Semejante palmarés no iba a pasar desapercibido en la órbita del fútbol europeo. Hulk terminó redondeando 73 goles en 111 partidos jugados en Japón y eso captó la atención del Porto. En el 2008, el club portugués adquirió los servicios del jugador, pero no pudo adquirir el pase completo, sino que slo adquirió el 40% ya que el porcentaje restante le pertenecía al club Rentistas de Uruguay, club que primero compró los derechos y luego otorgó el aval para que el jugador se pudiera mudar a Europa.

Ya en Portugal, Hulk justificaría la inversión que hizo en Porto. A medida que la temporada avanzaba, se convirtió en un indiscutible del once titular, formando un trío letal con Cristian Rodríguez y Lisandro López. En la temporada 2010-11, el brasileño tuvo su mejor año de todos. Marcó 37 goles en 53 partidos y de septiembre a enero fue “Jugador del Mes”, convirtiéndose en el único jugador que ha ganado el premio en seis ocasiones y cinco consecutivas.

En 2011 logró ganar el triplete con el Porto (Liga, Copa de la Liga y UEFA Europa League) y a partir de allí su rendimiento comenzó a caer de a poco. Seguía marcando goles, pero ya no era ese delantero intratable. En el Porto terminó con una estadística de 79 goles en 168 encuentros.

Fuente: Porto.

ZENIT SE LO LLEVÓ

El 3 de septiembre de 2012 se anunció que el Zenit San Petersburgo había fichado a Hulk por la desorbitante cifra de 55 millones de euros y firmando un contrato por 5 años. En el club ruso siguió mostrando un gran nivel, marcando goles, asistiendo y mostrándose polifuncional a la hora de atacar. Ganó cuatro títulos y dejó Rusia con 77 goles en su haber en 147 cotejos.

 

Fuente: Zenit.

SELECCIÓN BRASILEÑA

Hulk formó parte de la Selección de Brasil que disputó el Mundial 2014. Jugó todos los partidos (incluido el 1-7 ante Alemania) y no marcó ningún gol. Era un jugador muy tenido en cuenta por Luis Felipe Scolari pero con la llegada de Tité hace un tiempo, fue prácticamente borrado de la verdeamarela.

Fuente: Livefutbol

ACTUALIDAD

En 2016, el Shanghai SIPG pagó 60 millones de euros por su pase y se convirtió (en ese momento) en la transferencia más cara en la historia del fútbol chino. Desde entonces se encuentra en el mismo equipo. Ha capitalizado 70 goles en 77 partidos. La marca propia sigue siendo buena, pero Hulk ya no juega tanto como cualquiera desearía, ha perdido regularidad y se encuentra alejado de la élite del fútbol europeo. En el club chino tiene contrato hasta el 30 de junio de 2020 y buscará, en ese año y medio que le queda por delante, resurgir y llamar la atención de algún club del viejo continente otra vez.

 

Fuente: Shanghai Daily.