¿Qué fue de… el venezolano Jeffrén Suárez?

138
Fuente: PasionFutbol.com
Fuente: PasionFutbol.com

Lo que pudo ser, pero nunca fue. Así se puede describir la carrera de Jeffrén Suárez. Un jugador que despuntó en la cantera del Barcelona de España y, hoy, poco figura en el panorama mundial. El que una vez fue llamado a ser figura bajó el cobijo de Guardiola, hoy desempeña su fútbol en Chipre. Pero, ¿qué pasó con el venezolano Jeffrén?

INICIOS PROMETEDORES

El oriundo de Ciudad Bolívar (Venezuela) comenzó a poner su nombre en boca de todos hace más de 10 años. Con destacadas actuaciones en el Barcelona B, Jeffrén se ganó la confianza de Pep Guardiola. El entrenador catalán puso sus ojos en el extremo latino y le dio la chance de entrenar con el equipo mayor. Además, fue el responsable de hacerlo debutar con el primer equipo y de llevarlo a las pretemporadas.

Sus primeras experiencias en el equipo de mayores del Barça fueron en la Copa del Rey de 2008. Esto, sumado a su rendimiento en la pretemporada, llevó a que Guardiola le diera su debut en Liga. Llegó en mayo de 2009, entrando como revulsivo desde el banco.

Fuente: Real Valladolid CF
Fuente: Real Valladolid CF

UNA EFÍMERA EXPLOSIÓN

La temporada 09-10 marcó su asentamiento en el primer equipo. La competencia era dura, pues por delante tenía a Pedro, Villa, Zlatan o, por supuesto, Messi. Por si fuera poco, a su lado tenía a Bojan Krkić, otra joven promesa del momento. Sin embargo, el venezolano consiguió disputar 18 encuentros -incluyendo partidos en Champions League– y participar en cuatro goles.

Sin lugar a dudas, el mes de noviembre de 2010 fue el pico más alto de su carrera. Por lo menos a los ojos del mundo. Jeffrén jugó tres minutos en el recordado 5-0 del Barcelona ante el Madrid de Mourinho. No solo jugó, sino que fue el afortunado de poner la cereza sobre el pastel: anotó el quinto gol.

PORTUGAL Y VUELTA A ESPAÑA

Después de aquel memorable gol, el hispano-venezolano terminó la temporada como azulgrana y armó maletas. No sin antes sumar a su currículo los títulos de LaLiga y de la Champions League. Su destino era Lisboa: firmó con el Sporting CP. Allí estuvo dos cursos y medio, consiguiendo impactar poco en el equipo luso. Jugó menos de 40 cotejos y participó en seis anotaciones. Es verdad que nunca fue conocido por su capacidad goleadora, pero está claro que se esperaba más de él.

Por eso, a comienzos de 2013 regresó a España. Recaló en el Valladolid, donde descendió a Segunda División. En segunda categoría aportó cinco anotaciones que ayudaron a su equipo a disputar play-offs de ascenso. Aunque sin mucha suerte.

RECORRIENDO EUROPA

A partir de allí empezó su periplo por ligas de menor nivel en Europa. Empezó por la segunda categoría del fútbol belga, donde jugó para el KAS Eupen. Ascendió a la Jupiler Pro League y fue uno de los regulares.

Fuente: AEK Larnaca
Fuente: AEK Larnaca

Al cabo de su segundo año, puso rumbo a Suiza. El Grasshopper de Zúrich disfrutó, quizá, de una de las mejores versiones de Suárez. El venezolano vivió una segunda juventud en la temporada y media que estuvo en tierras suizas. Participó en 47 partidos y tuvo injerencia en 13 anotaciones, las cifras más altas de su irregular carrera.

En el mercado invernal de 2019, Jeffrén volvió a cambiar de club. Fichó por el AEK Larnaca, un club chipriota que apostó por él. Allí hizo su debut el pasado 27 de enero entrando para la última media hora de juego.

LAS IDAS Y VENIDAS CON LA SELECCIÓN

La historia con el combinado vinotinto es un relato complejo. Al haber vivido desde su infancia en España, Jeffrén cuenta con la doble nacionalidad. De hecho, hizo parte de las divisiones menores de la selección española desde la Sub -6 hasta la Sub-21. No obstante, nunca llegó a ser convocado para formar parte de la selección mayor.

Fuente: Federación Venezolana de Fútbol
Fuente: Federación Venezolana de Fútbol

De manera paralela, la selección de Venezuela tuvo acercamientos para contar con él. Jeffrén se negó inicialmente, dejando declaraciones polémicas en el proceso. Pero, en 2015, tras nueve años de las primeras conversaciones, aceptó el llamado. Con la selección latina ha disputado cuatro encuentros, el último en 2016.