De Bogotá a Albacete, ¿qué fue de… Daniel Torres?

DANIEL TORRES | Imagen: Diario AS

La Selección Colombia había encontrado seguridad en su medio campo, un volante que siempre respondió a las órdenes de su seleccionador, de impecable técnica, quite y salida, amigo del primer pase, del toque, de recuperación limpia, ese era Daniel Torres en su fulgor.

UN LEÓN QUE RUGIÓ A TEMPRANA EDAD

Torres | Imagen: Futbolred

Daniel jugó al fútbol desde muy niño, desde su natal Caqueza Cundinamarca en el centro del país cafetero, pudo vislumbrar su futuro en el deporte rey. A los 15 años de edad ingresó a las divisiones inferiores del Independiente Santa Fe de Bogotá, el equipo de sus afectos.

Tras varios problemas en su adaptación como jugador del club capitalino, renunció en cierta ocasión y fue el mismo técnico de las divisiones pequeñas quien lo convenció de regresar al expreso rojo.

El torneo apertura del 2008 fue el momento decisivo donde Torres debutó con el equipo, 66 minutos en la cancha contra el América de Cali. Este fue el primer paso, desde ese instante el volante entrado en una dedicación envidiable logró convertirse en titular de la primera línea del club capitalino, primero en el 2009 con Germán García y luego de 2010 hasta 2011 con el profesor Néstor Otero.

ATLÉTICO NACIONAL Y UNA PRUEBA DE VIDA

Torres en Nacional | Imagen: Futbolred

En 2011 el colombiano viajó a Medellín para fichar por el reconocido club paisa Atlético Nacional, 12 partidos exactamente jugó el cundinamarqués en tierras antioqueñas, pero su más grande problema no lo tendría en las canchas. Fue el alcohol el que terminó por desatar una crisis en el jugador. Su rendimiento indudablemente bajó y su futuro como deportista tambaleó en cuerda floja.

LEA TAMBIÉN:  ¿Qué diferencia a Jeison Murillo de Yerry Mina?

LEA TAMBIÉN: ¿Qué fue de… el colombo-suizo Johan Vonlanthen?

INDEPENDIENTE SANTA FE, LA REPATRIACIÓN

Daniel Torres | Imagen: Colombia.com

El equipo rojo tendió su mano a Daniel y volvió a incluirlo en sus filas para el 2012. Tras estar al borde de la caída, el volante con el 16 en su espalda logró repuntar su nivel con los rojos y consiguió ese año ganar el Torneo Apertura, un título que Santa Fe no ganaba hacía más de 36 años. La participación de Torres fue fundamental para lograrlo, incluso se hablaba de ser el mejor jugador del club en ese momento.

Su excelente forma se mantuvo varios años más y le permitió devolver los favores a su club: dos superligas (2013 -2015) y dos Ligas más (2014 – 2016) fueron obra de los cardenales, quienes en su medio campo tendrían a un león en óptimas condiciones y nivel.

El jugador se convirtió en líder y estrella de los rojos. En Libertadores llegaron a Cuartos de Final para el 2015 y Daniel se mostró en órbita internacional como uno de los volantes más destacados de su país.

INDEPENDIENTE MEDELLÍN, LA CUMBRE

Torres Medellín | Imagen: El Periódico Deportivo

En 2015 luego de una excelente temporada, el Independiente Medellín ficho al volante, quien debutó en torneo local contra el Once Caldas. De inmediato, Daniel Alejandro se ganó la capitanía del equipo rojo de la montaña.

Su regreso a tierras paisas terminó por ser su revancha y se consagró en el momento como uno de los mejores jugadores de la liga local, lo cual lo lleva de inmediato a ser convocado a la Selección Colombia.

46 partidos y tres goles, capitán y líder, uno de los mejores de su país, convocado a la Selección y campeón del torneo local con su nuevo equipo, fue la carta de presentación que lo llevaría a Europa.

LEA TAMBIÉN:  Celso Borges, un tico asentado en Coruña

ALAVÉS, UNA HISTORIA AGRIDULCE

Torres en Alavés | Futbolete

Su llegada a España fue todo un remolino de expectativas. La atención del país centrada en Torres, quien había destacado con la Selección y se esperaba se consolidase en Europa para nuestra alegría.

El inicio no pudo ser mejor. Debutó ante el Atlético de Madrid, jugando los 90 minutos y consiguiendo un empate. Esa misma temporada logra el subcampeonato de la Copa del Rey ante el Barcelona y su estado en alza.

El declive inicia cuando su entrenador Zubeldia, que lo conocía desde Medellín y lo llevó a España, deja al equipo. Torres empieza a contar con menos minutos y su estado empieza a verse afectado. 52 partidos después el club decide prescindir de los servicios del volante, quien llega cedido al Albacete Balompié, equipo de segunda división.

ALBACETE, UN CLUB PARA CONFIAR SU RETORNO

Torres Albacete | Antena2

«Es el mediocentro que queríamos: reúne físico, energía, calidad y liderazgo» fueron las palabras de Mauro Pérez, director deportivo del Albacete, quien ante el fichaje en préstamo de Torres promete confianza para el jugador con esta intervención.

Daniel es un jugador que aporta experiencia y conserva sus cualidades de juego, fuerza, equilibrio y fortaleza desde el centro del campo, se espera cuente con más minutos de juego donde podrá rehacer su nivel, un nivel que lo vuelva a la mira de la tricolor.