¿Cómo Sampaoli no puso a Lo Celso en Rusia?

El rosarino Giovani Lo Celso convirtió el segundo tanto de la goleada propinada por parte del Real Betis al Dudelange de Luxemburgo por 3 a 0, en la segunda jornada del grupo F de la UEFA Europa League. Lo Celso ingresó a los 61′ por Andrés Guardado para desequilibrar con su técnica. A los ’80 recibió de espaldas un pase filtrado al punto del penal y con un magistral control con el taco consiguió darse vuelta para rematar y desatar la locura de los fanáticos verdiblancos y la admiración de su entrenador Quique Setién.

Falto de oportunidades en el PSG

Tras demostrar sus capacidades individuales sobre todo desde lo creativo en el Paris Saint-Germain, el volante llegó a Sevilla a fines de agosto para incorporarse al Betis a préstamo por 2 millones de euros. El objetivo del argentino, que impulsó personalmente su salida, pasa por poder ganar los minutos de juego que el entrenador alemán Thomas Tuchel no iba a darle en París. El propio Tuchel aseguró que no lo veía como una variante para Thiago Motta, volante central de creación, sino más bien como un mediapunta y en ese puesto resultaba difícil que se impusiera sobre las numerosas estrellas con las que cuenta el PSG. Hoy lucha por ganar la titularidad en Betis, un objetivo que todo apunta que no tardará en alcanzar.

PUBLICIDAD

Sin minutos en el Mundial

Una cuestión que signó a Lo Celso en los últimos tiempos surgió a raíz de su inclusión en la Selección Argentina para la última Copa del Mundo. Jorge Sampaoli lo tuvo muy presente siendo una de las alternativas más utilizadas como titular en el puesto de mediocampista central en los encuentros y giras previas al Mundial de Rusia. Lo llamativo es que el oriundo de Casilda decidió no poner al joven de 22 años en ninguno de los encuentros de la cita mundialista. El ex-Rosario Central no pudo disputar ni un minuto de juego, lo cual generó un descontento generalizado en el país sudamericano. La ausencia de inventiva en el mediocampo argentino y la consecuente eliminación de Argentina frente a Francia decantaron en la salida de Sampaoli y en el comienzo del interinato de Lionel Scaloni al frente de la albiceleste, que desde entonces cuenta con Lo Celso como una de sus cartas principales.