¿Por qué la selección mexicana eligió a Martino como DT?

Gerardo Martino fue presentado oficialmente como DT de la Selección Mexicana | Marca.com

Se hizo oficial lo que ya se sabía desde hace unas semanas. Gerardo ‘El Tata’ Martino fue presentado como nuevo director técnico de la selección nacional mexicana con miras al proceso mundialista rumbo a Qatar 2022. El recibimiento de la fanaticada nacional estuvo dividido, pues si bien muchos conocedores aplaudían la elección, otros tantos rechazaban la llegada de otro técnico extranjero –el cuarto argentino para México– al afirmar que Martino no era la opción ideal para la selección.

Una cosa es segura, la carrera del técnico sudamericano ha sido, en realidad, un constante mundo de campeonatos en América; empero, nunca pudo consolidarse como un técnico importante en Europa.

MULTICAMPEÓN EN LA LIGA PARAGUAYA

Los primeros años del Siglo XXI consagraron a Martino como uno de los mejores entrenadores del continente americano al conseguir el tricampeonato de la liga (entre 2002 y 2003) con el Club Libertad. Seis meses después de estos logros, Gerardo Martino emigró al Cerro Porteño y consiguió el bicampeonato en el Apertura y Clausura 2004, respectivamente.

Tras dirigir en su país natal, y después de una vacaciones pedidas por él mismo para disfrutar algunos días a su familia, ‘El Tata’ regresó en 2005 al Libertad de Paraguay y, nuevamente, alcanzó el bicampeonato en 2006. A la par de lo anterior, logró meter a su club a la semifinal de la Libertadores del año en cuestión.

Dicho esto, el balance del argentino con clubes sudamericanos es notablemente positivo.

EXPERIENCIA EN SELECCIONES NACIONALES

Martino ha dirigido anteriormente a dos selecciones: Paraguay y Argentina. Con la institución guaraní, el otrora técnico del Atlanta United logró llevar a Paraguay a Sudáfrica 2010 como una de las líderes de las eliminatorias sudamericanas. En dicho evento, su selección opuso una gran resistencia frente a España, quien finalmente obtuvo la victoria con un reñido 1-0 en cuartos de final.

También con Paraguay, Martino llegó -sin ganar un solo partido en tiempo regular- a la final de la Copa América 2011, donde terminó perdiendo 3-0 frente a su similar de Uruguay.

Ya con Argentina, a quien dirigió del 2014 al 2016, Gerardo Martino llegó a tres finales consecutivas; sin embargo, en ninguna pudo conseguir la victoria.

‘El Tata’ guió a la albiceleste a la final de Brasil 2014, la que perdió 1-0 frente a los germanos; un año después sucumbió en tanda de penales la Copa América Centenario 2015 frente a los chilenos. Por último, contra el mismo país y también por los once pasos, los de Martino volvieron a perder en una edición más de la Copa América.

Así, el balance general del entrenador con selecciones es de regular a bueno. Sí, llegó a una cantidad importante de partidos cruciales, pero no pudo hacerse de la victoria en ninguno.

SU INESTABLE PASO POR EL BARCELONA

Con el FC Barcelona únicamente pudo ganar la Supercopa de España tras derrotar al Atlético de Madrid. A pesar de su gran inicio con el club blaugrana, Martino no pudo cosechar ningún campeonato más que el ya mencionado. A nivel nacional, perdió la final de Copa frente al Real Madrid y la posibilidad de ganar la Liga en el último partido ante el Atlético de Madrid; en Europa, en tanto, sucumbió en los Cuartos de Final de la Champions también frente a los colchoneros

Así, el saldo del argentino en tierras europeas fue evidentemente negativo.

ÚLTIMA PARADA ANTES DE LA SELECCIÓN NACIONAL

Con el Atlanta United, sin embargo, se restauró. No solo fue campeón de conferencia, sino que conquistó el campeonato de la MLS y dominó de principio a fin el torneo en Estados Unidos. Atlanta United, de su mano y de la de futbolistas como Miguel Almirón y Josef Martínez, fue el mejor equipo del campeonato americano.

Su andar en tierras estadounidenses fue, entonces, bastante positivo.

Dicho lo anterior, se puede asegurar que Gerardo Martino es un técnico que llega constantemente a partidos decisivos e instancias finales. Sin embargo, a nivel selección se ha quedado a la orilla. Habrá que esperar, pero de momento, la llegada del argentino a la Selección Mexicana luce medianamente positiva.