Pochettino contra su propia bestia

Fuente: Bleacher Report

Argentinos y brasileños protagonizan una de las rivalidades más sonadas de todo el fútbol en Latinoamérica, pero a la hora de confeccionar un equipo, son conscientes de que se necesitan uno al otro para poder prosperar. Así lo vio Mauricio Pochettino en la temporada 2011/12, cuando necesitaba un mediapunta de calidad en su Espanyol de Barcelona y apostó por fichar a un joven Philippe Coutinho desde el Inter de Milán.

La historia de Coutinho y Pochettino comenzó el cinco de mayo de 2012: Espanyol visitaba Camp Nou en el marco de la despedida de Josep Guardiola como entrenador blaugrana. Al minuto 65, Messi marca el segundo gol de penalti y se viene el aluvión de cambios: Césc Fábregas por Keita en Barcelona, y el joven Philippe Coutinho ingresó por Álvaro Vásquez en Espanyol.

PUBLICIDAD

Con apenas 19 años a sus espaldas, el joven Coutinho jugó los 25 minutos restantes y vio caer los goles de Messi al 74′ y 78′, para cerrar una escandalosa goleada en el derbi catalán. El barcelonismo lamentaba la partida de Guardiola, pero no sabía que presenciaba al próximo fichaje más caro de su historia.

Fuente: Goal.com

El contexto

Espanyol encontró su regularidad en Pochettino y Coutinho encontró su regularidad en Espanyol. El cuadro ‘periquito’ destituyó a ‘Mané’ en un lejano 2009 tras ver peligrar seriamente su permanencia en la primera división, pero la llegada al banquillo del “Sheriff de Murphy” permitió a los blanquiazules sumar tres temporadas sin riesgo de descenso y hasta alguna aspiración europea. Esa fue la primera experiencia de Pochettino como entrenador, en su casa, el lugar donde tiene el récord de ser el extranjero con más partidos en el Cornellá.

Si nos vamos a Coutinho, encontrábamos a un chico proveniente del Vasco de Gama, que lucía a nivel de selecciones juveniles desde los quince años y no tenía siquiera un centenar partidos en el fútbol profesional. Un mediapunta que buscaba confianza luego de no establecerse en el rudo fútbol italiano con un caído Inter de Milán.

Comenzó a escribir su historia en Espanyol de gran manera: llegando hasta cuartos de final en la Copa del Rey y finalizando lejos del descenso. Coutinho fue titular 14 veces y vino dos más desde el banquillo, marcando 5 goles y repartiendo una asistencia. En Cornellá se sabía que se tenía a un gran prospecto de jugador, pero no había como retenerlo económicamente, por lo que Coutinho volvió a Inter y Pochettino fue destituido poco después.

Fuente: RTVE.es

Lo que vino después

Philippe Coutinho no pudo establecerse en Inter y, por diez millones de euros, terminó siendo vendido al Liverpool en enero de 2013. Allí haría homenaje a su apodo del ‘Little Magician’, jugando más de doscientos partidos en seis temporadas con los ‘reds’, marcando 54 goles y repartiendo 43 asistencias. Luego, en enero de 2018, el brasileño se marchó por 160 millones de euros al Barcelona, siendo el tercer fichaje más caro del mundo y el primero para los blaugranas, después de que el jugador se resistiera a jugar con el Liverpool como protesta para ser vendido.

Fuente: The Liverpool Offside

Por su parte, Pochettino llegaría a Inglaterra para sumarse a un interesante cuadro del Southampton. Allí mostró sus habilidades como formador y ganador, llevando al club al octavo puesto, luego de soñar con puestos europeos casi toda la temporada. Su labor posterior en Tottenham ya es conocida: de la mano de estelares como Christian Eriksen y Hugo Lloris, potenciando a jugadores como Dele Alli y Harry Kane (entre tantos otros), metió a los ‘spurs’ entre los mejores clubes de Inglaterra y al mundo, dándole el privilegio de cruzarse ante Barcelona por la Champions League.

Fuente: Down de Flank

Diferencias de valores

Philippe Coutinho llegó al F.C. Barcelona seis años después de haber vestido la camiseta del Espanyol. Allí es dirigido por Ernesto Valverde, que aterrizó en Camp Nou el año pasado, habiendo dirigido al Espanyol de 2006 a 2008. Ese ‘salto’ a la acera rival es sencillamente inconcebible para Pochettino, que al haber sido tentado para dirigir al Barcelona en algún momento, tajantemente ha rechazado con este argumento:

“Nunca voy a ser entrenador del Barcelona o del Arsenal porque estoy muy ligado al Espanyol y al Tottenham. (…). Prefiero trabajar en mi granja de Argentina que ir a entrenar a ciertos clubes”

Sin embargo, un paralelismo más se guarda entre los estrategas argentino y español, y es que cuando Ernesto Valverde dirigió al Espanyol, le dijo a Pochettino que no lo quería en el equipo (en su etapa de jugador) al considerar que manejaba el vestuario”, una decisión que luego el propio Pochettino le agradecería en su autobiografía porque le hizo darse cuenta cuándo era el momento de retirarse como futbolista profesional.

Fuente: Sport

Por UEFA Champions League, F.C. Barcelona y Tottenham se enfrentan en Wembley. Luego vendrá la vuelta en Camp Nou, y para Pochettino es un encuentro especial: Se enfrentará al monstruo que creó en Espanyol, a base de confianza y consistencia, y a su último tutor como jugador en activo.