Paulo Gazzaniga se convirtió en el héroe del Tottenham

Paulo Gazzaniga, Tottenham
Fuente: Futbolred

Erik Lamela y Paulo Gazzaniga levantaron el Trofeo Audi Cup con el Tottenham de Mauricio Pochettino. El mediocampista fue importante con su gol y el guardameta se convirtió en héroe al tapar el penal decisivo de la serie ante el Bayern Munich. Empataron 2 a 2 en los 90 minutos.

El grito sagrado de Erik Lamela

El argentino comenzó a correr por el medio para terminar en la banda derecha, mientras su compañero N’Koudou hacía lo mismo por el carril izquierdo con la pelota. El francés dejó en el camino al último rival que tuvo enfrente y tiró un centro raso y potente, que impactó Erik Lamela tirándose al suelo en el segundo palo. Tras pasar uno minutos complicados por los ataques del Bayern Munich, a los 19 minutos el Tottenham se adelantaba en el marcador por 1 a 0.

PUBLICIDAD

Lamela pidió mucho la pelota, realizó diagonales de derecha hacia el centro o desde el centro hacia la izquierda. Si bien comenzó el juego como volante por afuera, jugó más bien libre por el medio, como si fuese un mediocampista ofensivo. Su función contribuyó mucho en los ataques del equipo de Mauricio Pochettino.

Erik Lamela, Paulo Gazzaniga, Tottenham
Festejo de Lamela por su gol. Fuente: Getty Images

Paulo Gazzaniga y su guante salvador

A los 46 minutos del encuentro el arquero argentino ingresa por Hugo Lloris. Al empatar el partido dos a dos en el tiempo reglamentario, la final se definió desde los 12 pasos. En la tanda de penales, la figura de Paulo se agigantó. David Alaba se encargó del primer penal del Bayern Munich y Gazzaniga lo contuvo sin problemas. La tanda avanzó hasta el séptimo remate. Si Paulo atajaba o Jerome Boateng lo erraba, el Tottenham salía campeón. ¿Qué pasó? Apareció el ex jugador del Southampton para estirarse con sus casi dos metros de altura y detener el tiro del defensor alemán.

Paulo Gazzaniga, Tottenham
Gazzaniga por detener el penal de Boateng. Fuente: Diario Co Latino