Palacio salvó al Bologna en el último minuto

Cuando parecía que el Udinese se iba a llevar un triunfo vital a domicilio, apareció Rodrigo Palacio y empató el partido para Bologna en el minuto 92. El argentino evitó la caída de su equipo con un derechazo en el área chica tras un centro de emboquillada de Andreas Olsen. De esta forma, Bologna no pudo acercarse a zona de copas internacionales y quedó décimo con 34 puntos.

INOXIDABLE PALACIO

A sus 38 años, Rodrigo Palacio sigue más vigente que nunca en la elite del fútbol italiano. Alcanzó su sexto gol en lo que va del certamen y demuestra, fin de semana tras fin de semana, que todavía tiene nafta para seguir en plenitud. Claro, no cualquier futbolista logra mantenerse tanto tiempo en este nivel en una de las ligas más competitivas de Europa.

Stefano Okaka había puesto en ventaja a Udinese con un furibundo cabezazo en el primer tiempo y el equipo visitante estuvo a minutos de llevarse tres puntos fundamentales para escaparle de una vez por todas al descenso. Cuando el partido estaba a punto de culminar, un pelotazo aislado desde el fondo hizo que el balón cayera en los pies de Musa Barrow en la puerta del área. El gambiano se la cedió a Olsen y este pinchó la pelota que le terminó quedando a Palacio casi abajo del arco. Derechazo y a festejar el agónico empate.

El partido también tuvo la presencia de varios argentinos. Nicolás Domínguez, flamante refuerzo, fue titular en Bologna mientras que Juan Musso y Rodrigo de Paul hicieron lo propio en el Udinese, que quedó decimoquinto con 27 unidades.