Pablo Zabaleta no seguirá en West Ham

El tiempo avanza para todos. Los grandes futbolistas que se han destacado en la década comienzan a buscar horizontes más acordes. Así es la situación de Pablo Zabaleta, uno de los mejores laterales que ha tenido la Selección Argentina. En diálogo con TyC Sports, el ex-San Lorenzo aclaró que su próximo paso será decidido en julio o agosto.

Aunque que su contrato finaliza dentro de un par de meses, la intención de abandonar la Premier es inminente por parte del experimentado defensor. “Ha llegado el momento de cerrar un ciclo en Inglaterra “, comentó, argumentando que su edad y el ritmo de la liga no son compatibles. De todas maneras ha asegurado que “disfrutó muchísimo en un país donde me adapté muy bien”.

El futuro club del lateral derecho aún es nublado, puesto que gran parte del fútbol mundial se encuentra frenado. Regresar a Argentina es una opción que no descarta. Sin embargo su motivación personal es jugar nuevamente en San Lorenzo: “El verano pasado tuve un contacto directo con Tinelli y Pizzi, pero en ese momento había renovado mi contrato con West Ham y era difícil”.

Una década de ensueño para Zabaleta

Los grandes éxitos del defensor han llegado en su época de mayor madurez. Entre 2010 y 2016 ha ganado 6 títulos con el Manchester City, club en el cual fue capitán e ídolo de la afición. Posteriormente se mudó al West Ham, donde venía teniendo un rendimiento regular debido a su edad.

Zabaleta durante la final. | Fuente: AFA

Por otro lado, la historia de Zabaleta con la Selección Argentina es igual a una novela de amor. Empezó ganando el Mundial Sub-20 y los Juegos Olímpicos de 2007, siendo una pieza clave en ambos equipos. Si bien fue tenido en cuenta, la Albiceleste entró en una mala racha donde no destacó en el plano internacional.

Durante el Mundial 2014, el lateral de 35 años vivió el mayor auge de su carrera. Allí jugó a gran nivel, incluyendo la final del torneo. Fue elegido como el mejor en su posición detrás de Philipp Lahm. En la semifinal contra Holanda es recordado por haber dejado, literalmente, la piel en el terreno de juego. Tras aquellos momentos de gloria tomó un rumbo diferente hasta hoy. Así como su entrega quedó grabada, su experiencia será valorada en el equipo donde encuentre su próximo destino.