Pablo Granoche sigue haciendo goles

Fuente: Us Triestina Calcio 1918
Pablo Granoche vive haciendo goles. Es un gran goleador. FUENTE: Us Triestina Calcio 1918

Pablo Granoche sigue haciendo goles. No pierde la costumbre. El delantero apodado “El Diablo” convirtió dos tantos para Triestina en el partido de la primera ronda de la Copa Italia frente al Cavese 1919. A los ocho minutos de comenzar el juego, Pablo abrió el marcador. No contento con esto, nueve minutos después, volvió a anotar el segundo gol del equipo. Esta vez de penal.  El resultado final fue victoria por 3 a 1. Con este marcador, pasa a la siguiente ronda de la Copa donde se medirá frente al Perugia.

Con 35 años,  este trotamundos del fútbol sigue vigente haciendo lo que más le gusta: goles. No por nada ostenta el título de “goleador histórico” en la Serie B de Italia. Su nivel en el país europeo fue fantástico. Jugó en clubes como Modena, Spezia, Chievo Verona, Césena: todos de la segunda categoría del Calcio italiano. Tiene 97 goles en 257 partidos disputados en esa liga, un número verdaderamente interesante.

PUBLICIDAD

Su explosión y  periplo por el mundo haciendo goles

Granoche surge en Tacuarembó en 2001, pero rápidamente pasó a River Plate para que, dos años después, explotase en Miramar Misiones donde en el 2005 fue el goleador de la Primera división con 16 goles. Sus grandes actuaciones lo llevaron a México: pasó por los clubes Toluca, Veracruz y Delfines. Su rendimiento nunca convenció y fue a probar suerte al viejo continente. Allí llegó al Triestina, donde marcó 31 goles en dos temporadas. Ya se había convertido en ídolo. De allí empezó a pasar por otros clubes (más de siete) para volver en el 2018 al Triestina donde se siente más que un ídolo.

Ídolo en Trieste

Fuente: Ilpiccolo.gelocal.it
Granoche es muy querido en el club. FUENTE: Ilpiccolo.gelocal.it

Tuvo tres ciclos en el club. En julio de 2007, el Triestina fue el primer club europeo que lo contrató. Sus buenas actuaciones lo llevaron al Chievo Verona pero no se pudo afianzar. Para enero del 2009, volvió a préstamo a Triestina, por un año. Finalmente casi 9 años después, cumplió su tercer ciclo en el club. En agosto del 2018 llegó para quedarse hasta en la actualidad. Lleva 99 partidos disputados con 53 goles (0,59 de promedio) y diez asistencias. Sin dudas un goleador de área hecho para el Fútbol italiano.