Ochoa llegó a 100 partidos con la selección mexicana

Fuente: Imago 7

El pasado viernes Guillermo Ochoa, arquero del Standard Lieja de Bélgica, participó en su centésimo encuentro con la Selección Mexicana en el partido que los mexicanos vencieron al representativo chileno (3-1).

¿Ajaccio?

Con la etiqueta de estrella y siendo ídolo en el América, en el 2011 ‘Memo’ realizó una apuesta que lo marcaría para siempre: fichar por el Ajaccio francés. Hoy con 33 años, Francisco Guillermo Ochoa Magaña tiene toda una experiencia para contarle a sus descendientes.

PUBLICIDAD

Era el primer portero mexicano en jugar en el fútbol europeo, sin duda el mejor balompié del mundo. Ochoa respondió en la cancha y fue parte esencial para que el Ajaccio, recién ascendido, mantuviera la categoría en Francia por dos años. Se recuerda perfectamente cómo llegó a mantener el cero en su arco enfrentándose al PSG del señor Zlatan Ibrahimovic.

Brasil 2014

En el 2014 Ochoa firma una de las mejores actuaciones de cualquier portero en Copas del Mundo. Al enfrentarse al anfitrión, Brasil, México salió como víctima, aunque gracias a los varios lances del arquero canterano del ‘Ame’, los mexicanos consiguieron el 0-0. Ochoa fue canonizado ese día.

Se barajaron nombres de equipos importantes de varias partes del continente europeo. Al final fue el Málaga, donde no consiguió la titularidad. Gracias a una pretemporada floja y el fenomenal nivel del camerunés Carlos Kameni, Ochoa comió banco y terminó cedido al Granada en el 2016.

En el 2017 firmó con el Standard Lieja belga, lo que parecía otro retroceso en su carrera. Sin embargo, Ochoa volvió a demostrar carácter y gracias a un título copero consiguió jugar la Europa League.

Rusia 2018

Si en Brasil fue venerado como santo, en Rusia a Guillermo Ochoa se le asignó la divinidad. El nivel demostrado le hizo recibir halagos de todo el mundo, sin afán de magnificar en lo absoluto. Un crack de su posición.

Después de la cita mundialista tuvo la oportunidad de fichar por un grande de Europa, el Napolés. No obstante debido a una falta de acuerdos económicos con su representante el fichaje no pudo fructificar. Hasta Maradona, leyenda napolitana, lo llenó de elogios.

Fuente: AP

Y el pasado 22 de marzo, sin mucho revuelo, llegó a 100 partidos con México. Con enormes actuaciones y algunos errores (por supuesto), ese centenar de participaciones no son sino el reflejo de su grandeza. Su carrera en Europa no mereció lo que su nivel reflejaba, pero la vida es así.

Su nombre será recordado por la escuela de porteros mexicana como el primer hombre que se atrevió a picar piedra en terrenos desconocidos para los metas nacionales y también por ser llevado al cielo en dos Copas del Mundo, defendiendo los mismos colores que defendieran un tal Pablo Larios y un tal Jorge Campos.