Ekstraklasa es el nombre de la Primera División de Polonia, una competición que estuvo suspendida durante seis años por la Segunda Guerra Mundial entre 1939-1945. Desde ese entonces, se desarrolló ininterrumpidamente hasta la publicación del reciente comunicado que anunció la suspensión de los juegos hasta finales de marzo. Todo esto a raíz del COVID-19, o coronavirus, ya que es una de las medidas que se están tomando alrededor del mundo para prevenir un contagio masivo. Post Segunda Guerra Mundial, hubo una división de tierras que afectó a la Ekstraklasa. 

La zona céntrica del fútbol polaco era Lwów, de donde salió el histórico Pogoń Lwów que desapareció luego de que la región haya pasado a la Unión Soviética. Hoy, esta zona se llama Lviv y pertenece a Ucrania, donde está el LKS Pogoń Lwów, equipo que homenajea al extinto Pogoń. Sin embargo, los polacos se hicieron de territorios que eran alemanes como la zona de Silesia. Allí están diferentes clubes como el Górnik Zabrze (14 veces campeón), el Polonia Bytom, el Szombierki Bytom y el bicampeón Zaglebie Lubin.

Los latinos en la actual Ekstraklasa

Once jugadores latinoamericanos hay en total divididos en ocho equipos. En la mayoría de los casos son brasileños, pues el Legia Varsovia (que cuenta con Luquinhas), el Wisla Cracovia (en el que se encuentran Hebert y Jean Carlos Silva), el Lechia Gdansk (donde militan Conrado, Thiago y Vinicius Ferreira) y el Arka Gdynia (en el que juega Marcos Vinicius) cuentan en sus filas con jugadores de estos orígenes.

Ekstraklasa, Segunda Guerra Mundial, latinos, brasileños, Rodrigo Zalazar, uruguayos, Legia Varsovia,
Zalazar con su compañero en un entrenamiento. Fuente: Korona Kielce

El máximo goleador de los latinos actuales es Felicio Brown Forbes de Costa Rica, con seis goles en el Rakow Czestochowa. Por otro lado, el uruguayo Rodrigo Zalazar y el argentino Andrés Lioi comparten plantel en el Korona Kielce. Por último, el ‘charrúa' Guillermo Cotugno defiende los colores del Slask Wroclaw.