Neymar Jr: ¿qué pasó con el heredero al trono del fútbol?

Neymar Jr se duel de la lesión que lo dejó fuera de la Copa América
Fuente: Especial/Red Uno.com

Hace poco se cumplieron cuatro años del triplete -Champions, Liga y Copa- que el Barcelona consiguió gracias a la MSN (Messi, Neymar y Suárez). En ese punto de la historia personal de Neymar Jr, todo indicaba que sería el heredero al trono del fútbol, ese que Lionel Messi le dejaría.

En la actualidad el brasileño sufrió una lesión antes de la Copa América 2019, y parece que los dioses, el karma, la vida, el destino o cómo se le quiera llamar, le está cobrando sus decisiones basadas en caprichos y en no saber esperar detrás de la sombra de alguien más.

De rey en Brasil a plebeyo en Cataluña

Neymar es la máxima joya del fútbol brasileño. No hay jugador más mediático e importante para la estructura del fútbol en Brasil. Desde muy jovencito se le trató como príncipe y salió como ícono en un legendario equipo como Santos. Club que vio nacer a un grande como Pelé.

Pero al arribar al Barcelona llegó como uno más. Si bien, siempre fue un jugador esencial, estaba rodeado de un equipo total. Un tal Xavi, un tal Iniesta y un tal Messi orquestaban el fútbol del cuadro culé. Neymar era importante, pero no el más importante.

Las amistades que lo mantuvieron sobre la tierra

Tras la llegada de Luis Suárez al Barcelona, un tiempo después, ese tridente se convirtió en lo mejor que le pudo pasar al brasileño. A pesar de que el club de inmediato le dejó claro que no le iban a tolerar excesos, fueron la ‘Pulga’ y el ‘Pistolero’ quienes lograron centrar a quien sería el heredero al trono futbolístico.

LEA TAMBIÉN:  Brasil, semillero de la Primera División de Portugal (n°2)

La amistad se veía reflejada en la cancha. Todos se cedían goles, asistencias y penales. Todo marchaba de maravilla. A Lionel Messi fue Ronaldinho quien le pasó la batuta, y parecía que otra vez un brasileño iba a heredar el trono, pero en unos años, cuando a Lionel se le acabara el gas.

Neymar Jr, Messi y Suárez se abrazan tras un gol convertido con el Barcelona
Fuente: Getty Images

Su arribo al P$G para convertirse en jefe

Siendo figura indiscutible del Barcelona, Neymar decidió ir a París para conquistar el fútbol mundial. No detrás de alguien, quiso un imperio gestado en su figura. Allí se encontró con uruguayo que, lastimosamente para él, no se llamaba Luis; además una perla en bruto se cruzó en su camino, su nombre: Kylian Mbappé.

El chico sacó lo peor de sí, no puso antes que todo a su equipo, y evidenciaba semana tras semana, los roces que tenía con el francés y con el punta uruguayo. El niño berrinchudo que llegó para conseguir la Champions con los parisinos, hoy día no es el digno heredero al trono, ese muchacho que prometía ser el mejor.   

El escenario listo y Neymar… ausente

Hay que aclarar que ‘Ney’ no es el tipo más nefasto que uno haya conocido y que vaya a conocer en el entorno futbolístico, pero parece que la vida le tiene tomada la medida. Las lesiones lo han frenado en partes importantes de su carrera. Brasil 2014, la fase final de la última Champions y hoy una Copa América. Momentos donde podía convertirse en el máximo referente mundial.

Con 27 años de edad aún le quedan varios años por jugar, y conociendo las características de crack con las que cuenta, seguramente lo hará a un nivel extraordinario, pero su historia sería tan distinta si hubiera esperado su turno de heredar el trono… brillando a tope y probablemente ya colocándose como el siguiente rey del fútbol de nuestra era.

LEA TAMBIÉN:  Leo Matos hace soñar al PAOK con la Champions