Néstor Araujo: el sacrificio, recompensado

Fuente: Diario AS

El 14 de junio de 2018, el defensa central mexicano Néstor Araujo, fue fichado por el Celta de Vigo, equipo de LaLiga Santander. Jugará las próximas cinco temporadas en el club gallego portando el número 4 en su espalda. Sin embargo, el nacido en Guadalajara batalló mucho para construir este logro en su carrera.

Desde chico, Néstor ayudaba a su padre Félix en la reventa de boletos en el Estadio Jalisco. Llegó a tener jornadas de 4 horas en lo que se formaba para poder comprar tres o cuatro boletos. Su vida fue sostenida en gran parte por el fútbol, por lo que no tuvo complicaciones para que se convirtiera en su pasión.

PUBLICIDAD

Un día, Rubén Matturano (ex scout de Cruz Azul), fue a tierras tapatías a buscar talento futbolístico y en su seguimiento, dio con El Occidente (equipo amateur donde jugaba Néstor) y se llevó al mayor de los hermanos Araujo (Félix, actual jugador del Cafetaleros de Tapachula de la Liga de Ascenso MX) al equipo cementero para que se probara.

Cuando parecía que la pasión por el balompié se iba de la vida de Néstor, el mismo Matturano llamó a la familia Araujo para que lo llevaran a la Ciudad de México y demostrara el nivel que podía aportarle a “La Máquina”. Félix fue quien recomendó a su hermano con el reclutador.

Fue en 2007 cuando Néstor entró al Cruz Azul Lagunas, equipo de la Tercera División de México. Un año después, ascendió al equipo de la Segunda División de los cementeros. Durante este periodo, no tuvo mayor problema para destacarse como defensor.

Néstor demostró un nivel importante en las inferiores de Cruz Azul, lo cual significó una recompensa para él: ser convocado para la selección sub-20 que jugaría la Copa del Mundo sub-20 en Colombia (“El Tri” terminó en tercer lugar). Pese a no obtener el campeonato mundial, Araujo fue titular los 90 minutos en los 7 partidos que disputó el conjunto nacional.

Para la temporada 2010-2011, Enrique “El Ojitos” Meza (DT de Cruz Azul en ese año) subió a Néstor al primer equipo, lo cual significaría el inicio de su carrera en la élite del futbol mexicano. Su debut oficial se dio el 18 de septiembre de 2010, cuando Cruz Azul se impuso de local a Querétaro por un marcador de 3-0 en el Torneo Bicentenario. Su destacado marcaje a balón parado, buena salida desde el fondo, gran timing para cortar balones y una condición física envidiable se tradujeron en que se ganara la titularidad en el equipo de La Noria.

Fuente: MexSport

La temporada 2011-2012 acabaría de la mejor manera para Néstor, ya que Luis Fernando Tena lo convocaría para ser parte del equipo que representase a México en el Torneo Esperanzas de Toulon y en los Juegos Olímpicos de Londres, certámenes en donde los aztecas saldrían con el título y la medalla de oro. El chico que comenzó revendiendo boletos en las afueras del Estadio Jalisco estaba cumpliendo su sueño como futbolista.

A pesar de conseguir un título con el cuadro capitalino en 2013, sus minutos de juego redujeron de manera drástica, por lo que en la siguiente temporada Cruz Azul decidió prestar a Néstor al Club Santos Laguna, equipo que lo afianzaría como uno de los mejores defensores de la actualidad. Bajo las órdenes del portugués Pedro Caixinha, Néstor comenzó como suplente, pero gracias a las sensibles lesiones del mexicano Oswaldo Alanís, tuvo la oportunidad de ser titular.

Además de ser la mejor etapa de su carrera respecto a su crecimiento futbolístico, también fue la mejor en lo que a títulos se refiere. Durante su paso con Santos Laguna, el jalisciense ganó 3 títulos: dos de liga y uno de copa. Además, logró afianzarse en el cuadro inicial del Caixinha haciendo mancuerna en la defensa central con Carlos Izquierdoz.

Luego de casi cinco años de ausencia en “El Tri”, el colombiano Juan Carlos Osorio (DT de México), decidió convocar a Néstor a la Copa América Centenario 2016. Participó en 3 partidos, las victorias contra Uruguay y Jamaica y la trágica derrota contra Chile por un marcador de 7-0 en los cuartos de final. Un año después, también sería convocado a la Copa Confederaciones 2017, donde jugó como titular todos los partidos que disputó el conjunto azteca.

Parecía que su presencia en el Mundial de Rusia 2018 era segura, pero en un duelo amistoso contra Croacia disputado en marzo, el ex jugador lagunero sufrió una lesión en la rodilla que lo dejaría fuera de la Copa del Mundo. Si bien logró obtener su segundo título de liga con Santos (derrotaron a Toluca 3-2 en el marcador global) el pasado mes de mayo, el hecho de perderse la Copa del Mundo fue un duro golpe para el mexicano.

Sin embargo, una vez que se oficializó el fichaje de Araujo al Celta de Vigo (equipo dirigido por Antonio Mohamed, ex timonel de Rayados de Monterrey), quedó claro que ni siquiera una lesión pudo tapar toda la calidad que mostró especialmente los últimos 2 años. Ahora, a sus 26 años de edad, comenzará su aventura por Europa militando en la mejor liga de fútbol en cuanto a lo futbolístico.

Le tocará marcar a delanteros como Luis Suárez, Karim Benzema o Diego Costa, entre otros. Tiene por delante la oportunidad de convertirse en un defensa de élite internacional y de paso, llegar a tope a la Copa Mundial de Qatar 2022. El cuadro gallego se llevó a uno de los diamantes en bruto del balompié azteca.