Mohamed Salah, ¿el Faraón de Oro?

Mohamed Salah, El Faraón, es uno de los nominados para el Balón de Oro 2018. Nació en Egipto el 15 de junio 1992. Empezó su carrera futbolística en El Mokawloon Elarab en el 2010 donde estuvo por dos años para luego ser fichado por el Basel de Suiza. Aquí ganó la liga en su primera temporada y el premio de Jugador de Oro. Sus actuaciones con el Basel despertaron los intereses de los grandes clubes de Europa y es así como en el 2014 es traspasado al Chelsea de Inglaterra por 12 millones de euros.

Sin embargo, no llegó a establecerse en el primer equipo del conjunto londinense y en el 2015 fue prestado a Fiorentina y luego a Roma. En este último contribuyó a que el equipo terminase segundo en la tabla de la Seria A, con un récord de puntos ganados. Dos años más tarde, en el 2017, Salah volvió a la Premier League, esta vez uniéndose al histórico Liverpool.

Fuente: egyptianstreet.com

En el Liverpool, Salah cambió su estilo de juego. De ser extremo pasó a delantero, convirtiéndose en el punto focal del equipo. Jugó 47 veces logrando un increíble récord de 37 goles, rompiendo los de Robbie Fowler (36 goles en una temporada) y Fernando Torres (33 goles en una temporada debut). Su gran desempeño logró que Liverpool llegara a la final de la Champions League por octava vez, contra el Real Madrid; no obstante, tras un fuerte choque con Sergio Ramos a los 30 minutos del partido, Salah terminó lesionado.

El egipcio también se ha convertido en el máximo goleador de las cinco mejores ligas de Europa, superando a Leo Messi y Harry Kane. Si todos estos logros no fueran suficientes, Salah también ha añadido a su carrera dos premios de la PFA (Asociación de Futbolistas Profesionales): Mejor Jugador del Año e Integrante del Mejor Equipo del Año.

LEA TAMBIÉN:  Jorginho y Willian tiran del carro del Chelsea
Fuente: AFP

Además de sus conquistas con el Liverpool, El Faraón hizo volver a Egipto a una Copa Mundial por tercera vez en su historia. Fue su penal contra el Congo en el minuto 94 y con el marcador empatado, donde se evidenciaron sus nervios de acero para convertir el gol y llevar a su país al Mundial de Rusia tras 28 años de ausencia (Italia 1934 e Italia 1990 fueron las anteriores).

Aunque Egipto no pudo pasar de la fase de grupos, el delantero puso su marca en el mundial con 2 goles.

Pese a que no hubo trofeos para Salah en el 2018, su impacto tanto cultural como futbolístico y su desempeño con el Liverpool y posteriormente con Egipto para clasificar al Mundial, muestran que es un candidato de peso para el Balón de Oro.