Misión: encontrar ariete para México

Fuente: AFP

Tras la fecha FIFA de septiembre y al aproximarse los dos partidos de octubre, México aún no tiene técnico nacional, pero esa no es la máxima preocupación. Uno de los principales problemas (pensando en el futuro inmediato) es la falta de materia prima (jugadores) y más específicamente, la falta de delanteros.

En procesos anteriores han estado atacantes destacados, y muchos de ellos estuvieron o están en el fútbol europeo. Los siguientes ejemplos sirven para aclarar la calidad de los centros delanteros mexicanos y la real preocupación de que en la actualidad no hay una fuerte opción en dicha posición.

Hugo Sánchez

De los Pumas de la UNAM arribó al Atlético de Madrid en 1981. Tras cuatro años, 54 goles, una Copa del Rey y un Pichichi en la temporada 1984/85 (con 19 tantos), se trasladó al otro lado de la ciudad.

Con el Real Madrid se convirtió en ídolo. Durante siete años deleitó a la afición merengue con sus icónicas chilenas y piruetas para festejar. En el equipo blanco anotó 164 goles.

  • Con la selección mexicana no brilló como se esperaba, pero siempre fue referente del conjunto tricolor.
Fuente: Futbol Intellect.

Luis García

Otro surgido de la cantera de los Pumas, que tras anotar 75 goles desde 1986 hasta 1991, fue contratado por el Atleti, donde disputó dos temporadas y dio buenos dividendos con 28 tantos a su cuenta personal.

De ahí cayó en la Real Sociedad de San Sebastián para jugar solamente diez partidos  y meter dos tantos.

  • En la selección nacional jugó 78 partidos, y asistió a dos Copas del Mundo (Estados Unidos 1994 y Francia 1998). En total anotó 29 goles, mismos que Hugo Sánchez.
Fuente: Archivo MARCA y Agencias

Giovani Dos Santos

Con menos de 15 años arribó a la cantera del Barcelona, lugar donde se formó futbolísticamente. Al ver su nula participación con el primer equipo, salió de la institución. El nacido en la Ciudad de México ha pasado por el Tottenham, Ipswich Town FC, Galatasaray, Racing de Santander, Mallorca y el Villarreal. Nunca logró consagrarse en los equipos que estuvo, y cuando parecía que lo conseguía, las lesiones lo dejaban fuera de las canchas.

  • Uno de los “Niños Héroes” del 2005. Pieza clave del título de la Copa Mundial Sub-17 en Perú, primero para la selección en esa categoría; en Londres 2012 obtuvo la medalla de oro con el equipo tricolor, aunque no terminó el torneo por una lesión.
Fuente: Eduardo Verdugo (AP)

Javier Hernández

El “Chicharito” tuvo una historia particular, debutando tarde con las Chivas y pensando en el retiro. En 2009 tomó la titularidad con el cuadro rojiblanco, esto después de torneos de total intermitencia.

De manera sorpresiva el Manchester United lo contrató en el 2010. Con los Red Devils fue la revelación. Anotó 59 goles en tornes oficiales, pero con el paso del tiempo perdió protagonismo.

En 2014 llegó al Real Madrid en calidad de cedido, terminando la temporada con 9 goles y 5 asistencias.

De ahí jugó en el Bayer Leverkusen y actualmente disputa la Premier League con el West Ham United.

  • Se convirtió en el máximo anotador histórico del tricolor tras superar a Jared Borgetti. Su actual marca es de 50 goles y junto con el “Matador” Hernández es el máximo goleador en Copas del Mundo con México.
Fuente: MEXSPORT

Hoy el protagonismo de la delantera mexicana recae en Raúl Jiménez, quien ya cuenta con 27 años y su carrera en Europa ha sido de mediano desempeño. Dejó al Atleti y al Benfica por no poder competir ante los pesos pesados de dichos clubes. Su última oportunidad en Europa parece ser con el Wolverhampton.

Si no es Jiménez, no se ve un serio prospecto para tomar la responsabilidad de la delantera mexicana. El problema para el tricolor no está en no tener técnico, el problema radica en la formación de jugadores, donde las alarmas se encienden cuando con urgencia se está en la búsqueda del delantero que sea el referente para el siguiente proceso del fútbol mexicano.