Michael Santos
Fuente. FCKobenhavn

Copenhague volvió a la victoria tras dos jornadas y no pierde la esperanza de seguir luchando el campeonato al Midtjylland. Los capitalinos vencieron en el partido de hoy al Aalborg Bk por 3-2 en un encuentro lleno de goles. Sufrieron más de la cuenta ya que llegaron a ir ganando 3-0 y terminaron prácticamente pidiendo la hora. La primera parte se había ido con el marcador en silencio, sin embargo apareció ‘El Pelo’ en dos oportunidades, para abrir y cerrar el tanteador de los locales, todo esto entre los 55′ y los 64′. Sin embargo todo ese esfuerzo duró 13 minutos ya que la visita se había puesto a tiro y anotó dos veces en ese tramo del juego. Los fanáticos de ‘Los Leones’ ya no creen en los vikingos, son devotos de un Michael Santos que ilusiona tanto en la Superligaen como en la UEFA Europa League.

Michael Santos invita a creer a sus seguidores en la temporada

Fuente: Lars Rønbøg, Getty Images

Iban 10 minutos del complemento y Copenhague atacaba por el sector izquierdo de la cancha, allí Bryan Oviedo tiró un centro de zurda al corazón del área y ‘El Pelo’ ganó por los aires y de cabeza le rompió el arco al guardameta Rinne. No sería lo único de la función del futbolista surgido en River Plate uruguayo. Pasaron nueve minutos y ya con el marcador 2-0 una nueva jugada desde el centro hacia la izquierda derivó en un nuevo pase aéreo de Daramy, “pinchadito” para que quien porta la “18” en la espalda volviera a marcar con otro testarazo.

Todavía esta lejos de sus mejores números pero es importante para el Copenhague

Michael Santos acumula nueve goles en 31 partidos disputados esta temporada con el conjunto danés. Siete fueron por la liga y los otros dos por la UEFA Europa League. El Pelo’ ha retomado confianza, goles y sobre todo continuidad, algo que no tenía desde la mejor temporada en su carrera, la 2017/2018. En esa campaña convirtió 17 veces tras ser alineado en 36 ocasiones con Sporting de Gijón en la segunda división del fútbol español.

Fuente: Sporting de Gijón

Michael ilusiona y sueña con otra oportunidad en la Selección Uruguaya, chance que ya tuvo pero que querrá volver a tener. Sus números son buenos, aunque él y la parcialidad del Copenhague esperarán que sean mejores.