Fuente: Getty Images.

El talento como entrenador de fútbol se forma de diferentes maneras. Unos llegan directo a un equipo “grande” o histórico tras dirigir a las inferiores de este, como Pep Guardiola o Zinedine Zidane. No obstante, hay otros que tienen que picar mucha piedra para llegar a la élite. El argentino Mauricio Pochettino es un caso muy claro de esto.

Tan sólo hay que remitirnos a lo que era el Tottenham antes de su llegada y en lo que se ha convertido ahora. El entrenador bielsista arribó en 2014 a un equipo intrascendente, considerado uno más del montón en el fútbol inglés.

PUBLICIDAD

Había afición e incluso algunos talentos individuales, pero hacía falta crear confianza e identidad en los norlondinenses.

La metamorfosis del Tottenham

Bueno, a base de mucho trabajo lo ha afianzado en la élite europea en sólo cinco años. Le dotó un estilo, hizo crecer mucho a sus futbolistas (los comprados y formados en cantera) y consiguió una conexión increíble con la afición.

Sólo hay que remitirnos a la base de la selección de Inglaterra: Eric Dier, Danny Rose, Kieran Trippier, Dele Alli y Harry Kane. Todos ellos han crecido exponencialmente desde que Pochettino los dirigió. En especial Harry Kane, quien se ha convertido en tan poco tiempo en uno de los mejores goleadores del mundo.

También cabe destacar la revolución de varios futbolistas. Christian Eriksen está entre los cinco mejores generadores de Europa. Heung-Min Son es probablemente el mejor futbolista asiático del mundo. Rescató a un Lucas Moura que venía de ser ninguneado en el PSG. Ha hecho que el español Fernando Llorente sea un héroe de la historia del club, algo bastante impensado.

Incluso el talento juvenil que Mauricio ha adquirido, refleja su talento como entrenador. El colombiano Davinson Sánchez, el inglés Harry Winks y el argentino Juan Foyth han dado de qué hablar desde sus respectivos debuts con los norlondinenses.

Resultado de la imagen para Mauricio pochettino champions league
Fuente: Getty Images.

Su histórica Champions

Esta temporada al fin tradujo ese trabajo e idea futbolística en buenas notas. Por cuestiones financieras (el nuevo estadio del Tottenham) no fichó en verano ni en invierno. Aun así, clasificó a octavos de final de Champions en un grupo donde estaba Barcelona, Inter de Milán y PSV.

Llegó a fase final como víctima ante el Borussia Dortmund, pero terminó aplastándolo de principio a fin de la eliminatoria. Sin embargo, para los cuartos de final las cosas se pondrían más complicadas todavía. Tocaba enfrentar a su rival de liga, el Manchester City de Pep Guardiola.

A pesar de perder a su goleador Harry Kane (lesión indefinida) en la ida, este equipo no se rindió y de manera dramática sacó a los cityzens. La fe en Pochettino era ciega por parte de sus futbolistas. ¿Alguien se imaginaba que Heung-Min Son o Fernando Llorente llenarían el hueco de Harry Kane ante el City? Bueno, de eso se trata la dirección técnica.

Ahora contra el Ajax gestó uno de los milagros más increíbles que se han dado en la Copa de Europa. Sin Kane ni Son (se perdió la ida), este equipo se sacó el boleto a la final con un gol en el último suspiro de Lucas Moura (hizo hat-trick) remontando un 3-0 global. Otro héroe impensado.

Resultado de imagen para mauricio pochettino festeja
Fuente: Getty Images.

Conclusiones

Esta temporada inició sin muchos recursos. Todo se limitaba a su talento del año pasado más lo que pudiera explotar en el camino de este. Bueno, Tottenham ya aseguró su lugar en el top 4 de la Premier League y llegó a la primera final de Copa de Europa en su historia.

Esto simplemente es el resultado de un proyecto en donde puso su sello al 100 % en fondo y forma. Muchos dirán “le falta ganar un título”, pero la verdad es que este Tottenham está más cerca que nunca de la gloria gracias a Pochettino. Sin él, el camino sería muy largo todavía.

En febrero de 2017, el argentino comentó para la Revista Panenka sobre ser entrenador: “Para mí tiene que ver con lo que queda con el paso de los años, el legado que dejas, lo que ayudas a los jugadores a crecer y ser mejores futbolistas”.

Eso lo entendió a la perfección y por eso creo que actualmente Mauricio Pochettino es el mejor DT latino del mundo.