Mauricio Pellegrino volverá a los banquillos cuando el COVID-19 lo permita al frente de Vélez Sarsfield, conjunto al que defendió como jugador entre 1990 y 1998. Fue parte de la época dorada del club de Liniers ya que ganó cuatro veces el campeonato argentino, una Copa Libertadores y una Copa Intercontinental. Posteriormente fue vendido al Barcelona. Un hijo pródigo del equipo.

El ex-ayudante de Rafael Bénitez volverá a dirigir en su país tras su paso por Estudiantes e Independiente. En Europa se hizo cargo de conjuntos como Valencia, Deportivo Alavés, Southampton y Leganés. Con este último estuvo ligado hasta octubre de 2019.

Su contrato con el conjunto que auspicia de local en el José Amalfitani será hasta junio de 2021.

¿Cómo le fue a Mauricio Pellegrino en su país como técnico?

En Estudiantes estuvo por dos años, cosechó 91 juegos, promediando 1,51 puntos por partido producto de 38 victorias, 30 empates y 25 derrotas. Lo máximo que logró con el club ‘Pincha' fue un tercer puesto en el torneo argentino 2014. Después fue exonerado de su cargo por no poder cumplir los objetivos del equipo. Tras casi un mes sin ganar Juan Sebastián Verón prescindió de sus servicios ya que se encontraban en los puestos de abajo de la liga local y prácticamente eliminados de la Copa Libertadores. Lo mejor de ‘El Flaco' fueron sus triunfos en los clásicos ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Sin Verón, Pellegrino le dará otra oportunidad a Damonte en el '11 ...
Fuente: Infobae

En Independiente su situación mejoró aunque dirigió tan solo 38 juegos de los cuales obtuvo 21 triunfos, 13 empates y siete partidos perdidos. Además acumuló 55 goles, recibiendo 29. Su efectividad fue del 62% de los puntos. Sin embargo todo esto se cayó nuevamente por un denominador común, los objetivos: no ganó ni un solo título, cuando le habían pedido la Copa Sudamericana, la Copa Argentina y la Liguilla Pre-Libertadores.

Tendrá la dura tarea de reemplazar a Gabriel Heinze

‘El Gringo' mostró un cambio radical en el conjunto de Vélez y le devolvió alguna que otra alegría tras mucho tiempo. No en lo que respecta a títulos, pero sí a nivel deportivo ya que logró ascender juveniles, potenciarlos, venderlos y demostrar un gran esquema de juego.

Estuvo al mando en 70 partidos en un período de dos años y logró sumar 30 victorias, 22 igualdades y 18 derrotas. Lo dejó en la segunda fase de la Copa Sudamericana tras eliminar a Aucas. Promedió 1,63 puntos por juego.

Los ojos puestos en Mauricio Pellegrino - LA NACION
Fuente: LA NACIÓN

Gabriel Heinze dejó la vara alta en ‘El Fortín y Mauricio Pellegrino deberá tomar la mística de la «Era Bianchi» y devolverle la gloria al conjunto velezano.