Fuente Vía País

Mateo Klimowicz, joven promesa de 18 años del fútbol de Córdoba y de Argentina, es nuevo jugador del Stuttgart de la Bundesliga. El “10” de Instituto tuvo un tramo final de la B Nacional muy bueno y, tras varios sondeos, el conjunto alemán se hizo con su ficha. La transferencia es por el 90% de su pase por la suma de 1,5 millones de euros más impuestos y un plan de carrera de 400 mil euros.

¿Cómo juega Mateo Klimowicz?

“Tetu” juega de enganche o mediapunta, con el arco de frente. Es un jugador rápido y muy hábil con la pelota. Se siente más cómodo jugando suelto, para poder gambetear o armar el juego del equipo. Su perfil natural es el diestro, pero le pega bien con las dos. Además de organizar y desequilibrar, tiene gol. Con la llegada de Diego Cagna y con el interinato de César Zabala, tuvo continuidad y mostró la calidad que tiene en su juego. Antes de eso, con Darío Franco, jugaba como falso 9, pero no rindió al ciento por ciento.

Fue cuestionado por los hinchas gloriosos en reiteradas ocasiones y ante esa situación Mateo, en diálogo con Mundo D, dijo “Me da igual que me critiquen, yo en algún momento les voy a tapar la boca. Estoy convencidísimo”. Hoy, emigra al fútbol europeo.

DEBUT EN LA PRIMERA DE INSTITUTO

Mateo Klimowicz tuvo su bautismo profesional durante el campeonato de la B Nacional en el año 2017. Más precisamente, el 2 de julio en lo que fue la derrota por 2 a 1 de Instituto ante Juventud Unida de Gualeguaychú. Con tan solo 16 años ingresó a los 28 minutos del segundo tiempo. “Voy a tratar de dar lo mejor para que me quieran por lo que haga jugando. Ya me irán conociendo más pero soy un futbolista que intenta meter pases de gol, gambeteo y cuando puedo convierto”, fueron sus palabras al terminar el partido. Desde chico que se tenía fe. Por otra parte, su debut goleador fue en el empate 1 a 1 ante Aldosivi por la fecha número 5 de la B Nacional 2017/2018.

El festejo de su bautismo goleador. Fuente Instituto

RENDIMIENTO EN CON EL PRIMER EQUIPO

Le costó llegar a la titularidad, pero cuando logró la continuidad que necesitaba, se destapó. Pasó de ir jugando pocos minutos a entablar siete partidos siendo una fija en el once inicial. Además de portar sin problemas la casaca número “10” en su espalda. Este último torneo fue donde más participación tuvo. Disputó 16 encuentros, de los cuales 11 fue titular y anotó cinco tantos. Le convirtió un gol a Sarmiento, Olimpo y Almagro. Además, un doblete a Central Córdoba de Santiago del Estero. En total jugó 38 encuentros e hizo seis goles.

Gol a Almagro. Fuente (Facundo Luque)

SIGUIENDO EL CAMINO DE SU PADRE

Mateo Klimowicz es hijo de Diego “El Granadero” Klimowicz, que supo vestir la casaca del Wolfsburgo (2002-2007) donde hizo 67 goles en 169 partidos, la remera del Borussia Dortmund (2007-2009) con 11 goles en 46 juegos y defendió los colores del VfL Bochum (2009-2010) en donde marcó ocho tantos en 28 encuentros.

Fuente lmdiario.com.ar

LO ESPERAN SUS COMPATRIOTAS

Klimowicz será el cuarto argentino en unirse a las filas del Stuttgart, ya que allí se encuentran Santiago Ascacibar, Nicolás González y Emiliano Insúa. La realidad del conjunto alemán es complicada porque tendrá que jugar la promoción para no descender a la 2.Bundesliga.

Fuente VFB Stuttgart