Martín Bueno
Fuente: Martín Bueno

Seguimos de cuarentena en todo el mundo y continuamos con las entrevistas en vivo mediante la red social Instagram. En esta oportunidad viajamos virtualmente hasta Nueva Zelanda para charlar con Martín Bueno, futbolista del Eastern Suburbs AFC y máximo goleador de este año 2020 junto a Josip Ilicic.

Entrevista a Martín Bueno

P: ¿Cóntame un poco como te hiciste tan conocido en esta cuarentena?

R: Me pasaron lo de la IFFHS y ahí hubo mucha repercusión. Me puso muy contento la verdad.

P: ¿Sabías que sos uno de los máximos goleadores del año 2020 junto a Ilicic?

Martín Bueno
Fuente: Martín Bueno

R: Que locura. Es algo lindo, es un trabajo que venís haciendo callado, tranquilo y cuando llega la recompensa te pone muy orgulloso. Cuando te comparan a nivel mundial se ratifica todo tu esfuerzo.

P: ¿Sos un “9” de área técnico?

R: Sí, soy técnicamente bueno.

P: ¿Te dijeron alguna vez Zlatan Bueno?

R: Siempre me bromean con eso, es un ídolo para mí, es crack. Él demostró en otras dimensiones, su juego es increíble.

P: ¿Cómo es el fútbol en Nueva Zelanda?

R: Siempre quise ayudar a compatriotas a venir acá cuando me pedían para venir. Yo jugué acá en varias ligas y equipos. Los uruguayos quedan sorprendidos con el nivel.

P: ¿Cómo los ayudas?

R: Yo vine con una mano acá y trato de hacerlo con los demás. Igual alguno no ha quedado y me han dicho los entrenadores que no se pueden quedar.

P: ¿Algún equipo que te haya sorprendido?

R. Sí, en la Champions de Oceanía tuvimos que ir a Papua Nueva Guinea. Lo que corren y juegan es increíble. Ahora se ha emparejado el nivel en todos lados. El problema es que corren mucho.

P: ¿Cómo los preparan a ustedes físicamente?

Fuente: ENZO GIORDANI/PHOTOSPORT

R: Nuestro profesor nos hace correr mucho, nos entrena como atletas. Los de 17 años corren que es tremendo. Por suerte esto no es solo correr.

P: ¿A vos te complica?

R: Pese a la altura estoy bastante rápido en los tests. Es medio raro porque no soy lento aunque parezco.

P: ¿Sos buen cabeceador?

R: No me gustaba cabecear, fue algo que tuve que mejorar. Lo practiqué y por suerte me sirve para hacer goles.

P: Tenés una carrera bastante exótica ¿Por qué?

R: Hace tres años no sabía lo que quería, me gustaba más viajar por el mundo que jugar. Desde los 18 a los 25 hice esto y pensaba que quería jugar, pero en realidad no era así. En México hice muchos goles pero me complicaron algunas cosas y no me gustó mucho, tenía 19 años. La realidad fue que no me quise quedar. Después cuando entendí que quería esto hice todo para ser profesional.

P: ¿Nunca tuviste el “chip” del futbolista?

R: No, en ese sentido no sabía lo que quería. En aquel entonces no me interesaba mucho, viajaba, jugaba y cambiaba. Lo que más rescato es los amigos que hice en todos lados, iba a probar suerte.

P: ¿Qué metas tenías en aquel entonces?

R: Quería ser jugador de fútbol pero no sabía lo que costaba serlo. Muchos dicen que es sacrificio, yo lo hice con mucho amor y lo disfruté. Sí podes decir que es sacrificio cuando no ves a tu familia, pero hago lo que amo.

P: ¿Te manejas por tu cuenta o tenes representante?

Fuente: IFFHS

R: Me manejo por mi cuenta, pero siempre he tenido gente que me ha ayudado en ese aspecto. Tuve la chance de llegar a un club grande de Colombia pero lo manejaron mal.

P: ¿Cómo es la liga neozelandesa?

R: Hay muy buenos jugadores, acá había uno de Papua Nueva Guinea que era una máquina, era más rápido que Mbappé. Lo que pasa es que la gente no los ve. Es una liga que está creciendo mucho, es muy física pero también técnico-táctico.

P: ¿Cómo es tu club?

R: Es el campeón del año pasado, estábamos por entrar a los Playoffs pero el coronavirus paró todo. A nivel de juveniles es el mejor y en mayores el segundo por detrás de Auckland.

P: ¿Qué te hizo quedarte en Nueva Zelanda?

R: El coronavirus jaja(risas). Me encanta Nueva Zelanda, pero quiero dar el salto, me encantaría vivir acá cuando deje de jugar. Fui a Sudáfrica el semestre pasado pero es muy difícil, acá es muy tranquilo. Entrenó, hago todo a mi ritmo y me junto con mis amigos.

P: ¿Cómo son los hinchas allá?

Martín Bueno
Fuente: Martín Bueno

R: Son abuelos, son gente mayor que aman el club, como si fueran socios. Algún insulto que otro te comés, pero no de los nuestros, sí de los rivales. No hay alambrado, los tenés al lado.

P: ¿Qué te faltó para jugar en la primera de Uruguay?

R: En esa época, como te dije antes, pensaba que quería jugar pero no. Tuve chances de hacerlo, me había ido bien en Atenas pero no quería jugar. Los técnicos saben si tenés actitud o no, si llegas todo bronceado te miran de otra manera.

P: ¿Dónde fueron tus primeros pasos?

R: En Basañez con 16 años en la C. Una vez ganamos 15-0 y ni siquiera nos pagaron después. Bajé a juveniles y volví a subir, jugué cuatro veces y tampoco vimos plata. En Rampla fue donde me subieron. Mi familia en tiempos de adversidad siempre me ayudó, hay muchos que han dejado por temas económicos y no han tenido respaldo.

P: ¿Es verdad que aprendiste a definir jugando al “Richard”?

R: Eramos muy chicos, con mi vecino nos criamos juntos y vivíamos jugando, el tenía un jardín grande y pasábamos toda la noche. Me ganaba al principio, después emparejamos.

P: ¿Qué te pasó en Italia?

R: En la primera etapa me pasaron muchas cosas malas, me hice fuerte y maduré, no había plata, para peor me lesionaba. Los italianos eran de Calabria, tenían algún vínculo medio raro, me desgarraba y a los 10 días querían que volviera a jugar. Les tuve que rogar que me pagaran un pasaje. Me fui a México y después jugué un par de torneos en Las Vegas y volví a Italia para jugar en Rotonda, ahí me vinieron las ganas del fútbol. Allá me quebré y lesionado me hicieron volverme con dos bastones y cuatro valijas en avión, encima el doctor me decía que no estaba quebrado. Después me fui a Nueva Zelanda.

P: ¿Sentís que todo este sacrificio está dando sus frutos?

Onto quarter final OFC

Publiée par Martin Bueno sur Jeudi 27 février 2020

R: Sí, lo veo desde ese punto pero también que ahora estoy disfrutando. Nada es casualidad, en cualquier nivel. Tenés que disfrutar el día a día.

P: ¿Cómo te lleva la cuarentena?

R: Estoy muy tranquilo, tengo un compañero que es todo lo contrario a mí. Me tomó un café, como una fruta y me voy a entrenar. No sé que va a pasar porque puede que me vaya de acá, si no hay solución seguiré en Nueva Zelanda.

P: ¿Tenés ofertas?

R: He tenido oportunidades para salir si hay una oferta mejor. Estuve en Sudáfrica pero no daba para quedarse. Para rendir tenés que estar bien. Lo último que surgió fue allá, jugué 23 minutos e hice tres goles casi me fichan pero al mejor jugador del equipo no lo dejaron irse y me tuve que ir. Asia es otra de las opciones, tenés que ver bien al lugar que vas. Tuve chances de irme a Bangladesh, pero es la ciudad más contaminada del mundo y una de las más peligrosas, por más que desde lo económico sea bueno. La plata la podés priorizar pero tenés que pensar en cuanto perdés. Lo más interesante que tuve fue una oferta de Vietnam, pero el club de acá me trajo como figura. No me quise ir sin dejar un buen concepto de mí.

P: ¿Cómo fue la Copa de Oceanía?

R: Hacía mucho calor, mucha humedad pero fue impresionante, la gente se volvía loco ahí sentías la fama del futbolista. En un partido casi me desmayo del calor.

P: ¿Quién fue el mejor que te tocó enfrentar?

R: Mirá, enfrenté a Steven Taylor que jugó en Newcastle pero había un brasileño de un equipo de Vanuatu que era mejor. Me la hizo pasar mal, era rápido y muy fuerte.

P: ¿Por qué festejaste a lo Haaland?

Fuente: Martín Bueno

R: Me estaban insultando de todos lados en Papua Nueva Guinea, entonces hice ese festejo.

P: ¿Cómo te ves después de tu carrera?

R: Como Scouter estaría bueno, siempre que tenga un café y una buena charla es lo importante. Espero que me queden muchos años más de carrera.